5 ejercicios para unos glúteos 10

El culo (con perdón) es fuente de deseo para ellos y de complejos para (alguna de) nosotras. Te damos las pautas para trabajarlo, porque manteniéndolo firme no sólo es un objetivo estético, con ello también refuerzas tu columna.

Carme Barceló | Woman.es

Striding: La palabrita significa en inglés ‘caminando a zancadas’ y esta es la última locura en las salas de fitness. Inspirado en el spinning, en lugar de utilizar la bicicleta estática, se usa la cinta de correr con inclinación. Cuanto mayor sea esta y más grados de fuerza tenga, mayor esfuerzo físico realizas. Las piernas son tu motor y trabajas a tope glúteos, cuádriceps y espalda baja. Si no eres una loca del deporte, esta actividad es ideal para ti y siempre puedes trasladarla a la montaña (trekking) o a las calles empinadas de tu ciudad.

Body Pump: Es una de las actividades dirigidas más divertidas que puedes hacer en el gym. Combina el ejercicio aeróbico intenso con los de musculación, por lo que en cada sesión puedes quemar hasta 700 calorías. Verás en tres meses la recompensa a tanto esfuerzo: tu cuerpo se tonifica, la figura se estiliza, el trasero se pone duro y reduces el volumen de la masa corporal. Reeduca la postura y refuerza las articulaciones. ¡Y las sesiones siguen el ritmo de la música más cañera!

Crol: El estilo de natación por excelencia es el que permite que avances más rápido y también es el que cansa más y quema más calorías. El mismo movimiento tiene mayor repercusión sobre el cuerpo en general, ya que la cintura y la espalda se convierten en el centro neurálgico que conecta tronco y extremidades. ¿Cuál es la parte del cuerpo que más trabajas? Las piernas y los glúteos, así que… ¡al agua, patos!

Yoguilates: Esta fusión de yoga y pilates es fantástica para trabajar los glúteos, ya que además de endurecer y tonificar los músculos de la zona, trabajan el centro abdominal, la fuerza, la flexibilidad y mejoran tu postura corporal. Es una actividad tranquila, que te ayuda a equilibrar cuerpo y mente y cuyas asanas (posturas) son fáciles de hacer, de bajo impacto y relajantes. Solo necesitas ropa cómoda de algodón, una colchoneta, música suave… y dedicarte media hora para ti.

G.A.P: Las siglas corresponden a Glúteos, Abdominales y Piernas y es la actividad dirigida más completa para acabar con el descolgamiento y la flacidez. Diseñada para las
obsesionadas por el trasero, esta sesión se basa en ejercicios específicos bastante intensos. Los de piernas y glúteos los realizas de pie, en la colchoneta o con material (step, bandas elásticas, pelotas y mancuernas). Con tres horas semanales tienes más que suficiente para lucir el biquini en tres meses. Tu cuerpo parecerá otro. Comprobado.