Trucos fáciles y virales para pintarse los labios (y que duren mucho)

Como, por ejemplo, usando tres lipsticks a la vez.

Trucos para labios perfectos
Getty Images

Si eres de las que sueña con llevar los labios pintados sin tener que maquillarse continuamente, estás de enhorabuena. Si eres de las que admira cómo los llevan actrices como Keira Knightley, Diane Kruger o Natalie Portman, también. Todas sabemos que siempre hay un inconveniente que nos impide que permanezcan perfectos a lo largo del día, ya sea porque comemos, bebemos o nos besamos, al final, cuando nos damos cuenta no queda casi nada del color que lucíamos por la mañana. Por eso, lo mejor para que los labios permanezcan bien maquillados durante más tiempo son las barras de larga duración, pero también hay un truco que hemos descubierto y que nos encanta. ¡Toma nota!

Se trata de combinar tres lipsticks a la vez. Sí, has leído bien, un paso a paso en toda regla que hará que puedas lucir unos labios impecables y con un acabado profesional. Al igual que para cuidar nuestro rostro llevamos a cabo una rutina facial en la que empleamos diferentes cremas o sérums, con los labios pasa lo mismo.

Aquí te dejamos las tres claves para que no necesites ir al baño cada dos por tres a retocarte los labios y puedas presumir de una boca de escándalo. Verás cómo no es nada complicado.

Paso 1: Color hidratante

¿Cuántas veces al día te aplicas un bálsamo, cacao o vaselina en tus labios? Seguramente muchas, y ahora en invierno, mucho más. Debido a la extrema sensibilidad de la piel de los labios y a las condiciones climáticas, es frecuente que estos empiecen a estar resecos y agrietados, por lo que si deseas combatir esta condición solo tienes que seguir una rutina de cuidados y no olvidarte de su hidratación. Por eso, el primer paso consiste en utilizar uno que te permita hidratar la piel desde sus capas más profundas y evite la sequedad. Aquí no importa el color, solo que sea un producto que contenga propiedades nutritivas para que, no solo queden bonitos, sino que también te ayude a cuidar tus labios. 

El bálsamo de labios Le Rouge Baume, de Givenchy, es un imprescindible para labios secos y dañados por las agresiones diarias, como los cambios de estación, la contaminación o el uso de la mascarilla. Se trata de un concentrado de tratamiento con una fórmula ligera que contiene 96% de ingredientes de origen natural, entre los que se encuentra el extracto de jojoba nutritivo, la perla negra de Tahití y el extracto de flor de paracress (hierba de los dientes) que aporta virtudes fortalecedoras.

Le Rouge Baume de Givenchy
D.R.

Paso 2: Color mate

Es una tendencia que gana posiciones. Nos referimos a las barras de labios mate, que se han vuelto imprescindibles en nuestro día a día (y por supuesto en nuestro neceser). Maquillarse con un pintalabios mate tiene numerosas ventajas, entre las que se encuentra que duran mucho más y que los colores son mucho más intensos. En el momento de aplicar este labial, también deberíamos tener en cuenta la forma de hacerlo, ya que hay que prestar atención a la parte más interior de los labios para lograr el mejor resultado. Si aplicas varias capas, el resultado será aún mejor.

Prueba con Rouge G Luxurious Velvet, de Guerlain, un labial con una fórmula aterciopelada y un estuche de lujo, que, además de color, deposita en los labios una sutil fragancia con notas cítricas de vainilla. El tono 880, Ruby Red, es el clásico rojo que resta dos tonos de blanco a tus dientes y le sienta bien a todo el mundo. ¡Vaya labios de cine!

Rouge G Luxurious Velvet, de Guerlain
D.R.

Paso 3: Color fijador

Por último, a la hora de conseguir que un labial dure más tiempo, un fijador es imprescindible. Gracias a él, evitarás que el color desaparezca por zonas, se salga del delineado y lograrás que aguante durante más tiempo.

El fijador Magic Fix, de Artdeco, sella el color de tu labial creando una capa protectora invisible. Sus principios activos naturales evitan que la fórmula de tu pintalabios se desdibuje o que se formen esas antiestéticas minirayitas alrededor de la boca. Es súper fácil de usar ya que basta con aplicarlo como un gloss sobre tu barra de labios habitual y ¡sorpresa! prepárate para horas y horas de labios perfectamente pintados. Si te quedan restos, retira el sobrante con un pañuelo de papel (un truco que utilizan los mejores maquilladores del mundo).

El fijador Magic Fix, de Artdeco
D.R.

Si eres de las que le gusta presumir de unos labios pintados, pero que se lo piensa dos veces porque odia los constantes retoques, ya sabes qué rutina poner en marcha. ¡Qué empiece la magia!

Síguele la pista

  • Lo último