JLco - Julia Amaral / ISTOCK

Trucos para aprovechar los cosméticos al máximo

Adopta estos buenos hábitos para utilizar mejor tus productos de cuidado facial, corporal y capilar y evita desperdiciar tus cosméticos sin darte cuenta. ¿No sabes cómo hacerlo? Te lo contamos.

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

En la era de la belleza limpia y los envases ecológicos, no sólo es importante seleccionar las marcas adecuadas y los productos de belleza más sostenibles. También hay que revisar los fundamentos de nuestra rutina para no malgastar las cremas faciales, los productos de cuidado corporal y del cabello y adoptar un consumo de cosméticos más sensato y responsable con el medio ambiente. De lo contrario, los cosméticos caducados se acumularán en el baño y supondrán un enorme desperdicio de productos.

Para evitarlo fácilmente y ahorrar en el proceso, sólo tienes que adoptar algunos buenos hábitos a la hora de comprar, abrir y utilizar tus productos de cuidado de la piel. Te damos algunos consejos fáciles de poner en práctica que limitarán el despilfarro y ayudarán al planeta y a tu bolsillo.

Evita abrir varios productos de la misma categoría al mismo tiempo

A veces tenemos demasiada prisa por probar un nuevo producto de cuidado de la piel, así que nos apresuramos a empezarlo aunque ya tengamos un producto de la misma categoría en uso. Sin embargo, esta es la mejor manera de desperdiciar tus cosméticos, ya que rara vez tendrás tiempo de terminar ambos antes de que lleguen a su fecha de caducidad después de abrirlos. Espera siempre a terminar un producto antes de abrir otro del mismo tipo.

Adoptar una rutina de belleza minimalista

Si bien limitar el número de productos de belleza similares que abres es una buena manera de evitar el despilfarro, cambiar tus hábitos para crear una rutina de cuidado de la piel más sencilla con muchos menos productos es una solución aún más radical y eficaz. De hecho, puedes conformarte con sólo 5 productos para cuidar tu rostro adecuadamente: desmaquillante, crema, sérum, contorno de ojos y protector solar.

No pasarte con las cantidades

A menudo tendemos a ponernos demasiada crema en la cara y champú en el pelo. Sin embargo, los productos para el cuidado de la piel no la lavan ni la cuidan mejor si los aplicas en exceso. De hecho, es una de las formas más comunes de desperdiciar tus productos de belleza sin darte cuenta. Si tus productos de cuidado de la piel no tienen un envase con dosificador, tendrás que empezar a calcular la cantidad correcta para no excederte.

Recurrir a tamaños de viaje para probar nuevos productos

Aunque los tamaños grandes y los packs son una buena forma de ahorrar (suelen salir más económicos) a la hora de reponer nuestros cosméticos favoritos, cuando se trata de probar nuevos productos que no sabemos si nos van a convencer o no, lo mejor es optar por comprar primero el tamaño de viaje. Así, en el caso de que te guste, la próxima vez irás a lo seguro, y en el caso de que no, no tardarás una eternidad en gastarlo.