¿Te atreves con la escalada?

A primera vista parece un deporte difícil y arriesgado, pero si se practica con precaución no hay problema. ¿Lo mejor? Es al aire libre y tonificas todos los músculos del cuerpo.

Ide Parenty

¿En qué consiste?
La escalada es un deporte que podemos practicar todas, ya sea al aire libre o en pavellones deportivos, subiendo paredes adaptadas a nuestro nivel. Eso sí, no te precipites: empieza en una estrucura artificial de escalada (muchos gimnasios la tienen), pues se trata de un deporte de riesgo y debes aprenderlo paulatinamente.

¿Cómo se practica?
Básicamente se trata de subir paredes verticales (de roca, laderas escarpadas u otros relieves naturales) asegurando tu cuerpo con arnés, cuerdas y mosquetones. Es esencial que antes de empezar a practicar escalada aprendas bien a amarrarte y a asegurar a tus compañeros, pues, ante una posible caída, no te harías daño ya que se trabaja en cadena y ellos evitarían el impacto. También es recomedable que en la fase de aprendizaje te limites a escalar paredes que no sean muy inclinadas ni altas. La dificultad irá in crescendo.

¿Es un deporte para mí?
Claro, todo el mundo puede alcanzar sus objetivos. Si crees que es un deporte que puede interesarte, entra en la web de la FEDME (Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada) e infórmate de escuelas donde empezar tu nuevo hobby.

¿En qué me beneficia?
¡En todo! Cuando estamos escalando todos nuestros músculos trabajan. Practicando este deporte, ganamos fuerza en piernas y brazos y tonificamos las abdominales. Junto a la natación es uno de los más completos.

¿Qué ropa debo usar?
Tienes que llevar prendas que no impidan tus movimientos como shorts elásticos o leggings. A nivel de materiales, ten en cuenta (en tu presupuesto) que necesitarás cuerdas y mosquetones. Aunque, si eres principiante, muchos clubs y pabellones los alquilan. Eso sí, necesitarías un calzado específico: los llamados "pies de gato", imprescindibles para que el pie se adhiera al máximo a la pared y evitar deslizar.