Operación post-verano: renovar la piel.  | Khosrork / ISTOCK

Esto es lo que tienes que hacer para recuperar tu piel después del verano

La vuelta a casa después de las vacaciones de verano siempre es un poco traumática, no sólo para nosotros, sino también para nuestra piel. Te contamos cuál es la rutina de belleza definitiva que debes seguir para recuperar tu piel.

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

Durante el verano conseguimos ese tono bronceado que tanto nos gusta, pero también ponemos a prueba la resistencia de nuestra piel. Los factores externos como el sol, la sal, el cloro o el calor provocan que nuestra dermis tenga una apariencia mucho más seca y en peor estado. Al igual que ocurre con nuestro cabello, que también pierde hidratación y luminosidad durante los meses más calurosos del año, el mes de septiembre (o la vuelta de nuestras vacaciones) se convierte en el momento perfecto para marcarnos el objetivo de recuperar la salud de nuestra piel en general, y de nuestro rostro en particular. ¿Quieres saber cómo? Siguiendo esta sencilla rutina de 4 pasos.

1. Limpiar

La limpieza es un paso esencial en cualquier rutina de cuidado de la piel. Después de las vacaciones es aún más importante, porque hay que elegir productos de limpieza y lavado que no sean excesivamente agresivos. Uno de los mayores factores de riesgo, que aumenta la sensación de sequedad, es el uso de limpiadores agresivos que podrían irritar la piel, estresándola aún más.

2. Exfoliar

La exfoliación es muy importante para devolver el vigor, el brillo y la suavidad a nuestro cutis. La renovación celular se produce durante todo el año, pero durante este periodo podemos facilitarla, para eliminar las células muertas y limpiar la piel en profundidad. Existen dos tipos de exfoliación diferentes: la mecánica y la química. Lo mejor es hacer la primera exfoliación tras el verano con uno mecánico, es decir, de los que tiene grumitos, y a partir de ahí realizar una semanal con un exfoliante químico, de los que llevan algún ácido en su fórmula.

3. Hidratar

La hidratación es un paso esencial para el cuidado de la piel. Después de las vacaciones y de haber estado expuestas al sol, es aún más necesario tomar las medidas adecuadas para que la piel vuelva a estar brillante y tersa. Tras la exfoliación y la limpieza, la piel está lista para el tercer paso de nuestra rutina: la hidratación. Elegir el producto adecuado va a depender de tu tipo de piel y de las necesidades añadidas que tengas, pero si quieres darle un extra en esta vuelta a la rutina, utiliza un aceite facial como paso final de tu rutina. ¡Notarás la diferencia!

4. Suplementar

Los productos tópicos son estupendos para ayudar a que la piel vuelva a estar brillante y suave, pero actuar desde dentro y cuidar el cuerpo puede ayudar a que las cremas y los tratamientos actúen aún más profundamente. Estos son algunos de nuestros favoritos.

Woman participa, de manera directa o indirecta, en diversos programas de marketing de afiliación. El equipo de Woman recomienda de manera independiente productos y/o servicios de las marcas adheridas a tales programas de afiliación que puedes comprar en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Woman puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de productos recomendados.