Quítate años

4 técnicas estéticas, cada una con un resultado: eliminar arrugas, dar firmeza al rostro, conseguir una piel más uniforme y ganar luminosidad.

Marta Bonilla | Woman.es

Bótox = menos arrugas
Más naturalidad. Los expertos en medicina estética coinciden en que el bótox es el aliado antiedad más eficaz, pero no se trata de planchar las arrugas, sino de dejar, incluso, que algunas se noten en pos de una apariencia natural. La clave en la moderación está en la dosis y en dónde aplicarlo: hoy, los profesionales prefieren quedarse cortos y retocar unos días después antes que pasarse. Solo una mala praxis provoca frentes ultralisas o sonrisas congeladas. Precio: 350 €. Dónde: Dra. Virtudes Ruiz. Tel. 968 444 284.

Radiofrecuencia = más firmeza
Thermacool es el sistema más avanzado de esta tecnología. Actúa mediante el calentamiento de las capas profundas de la piel para provocar la retracción del colágeno y aumentar la firmeza. ¿Sus avances? Emite un chorro de aire frío para evitar molestias, se realiza en una sesión, los efectos mejoran a lo largo de dos o tres meses y duran un año. Precio: Desde 1.000 €. Dónde: Clínica Dermatológica Internacional (tel. 914 479 797) Clínica Teknon (tel. 932 906 200).

Láser = piel más uniforme
Clear brilliant es el último láser fraccionado de diodo. Con una potencia mediabaja y a medio camino entre los peelings y los láseres más invasivos, renueva la capa superficial de la piel: mejora su textura, luz, cierra poros y es ideal para recuperar la buena cara. Dirigido a pieles con poco fotoenvejecimiento: no elimina manchas ni imperfecciones (sería necesario un tratamiento fráxel). Se recomiendan cuatro sesiones. Precio: 250 €. Dónde: Dr. Miguel Aragón. Tel. 954 540 631. clearandbrilliant.com

Inyecciones vitaminas
+ hialurónico = más luminosidad
Son el cóctel estrella de la mesoterapia facial. Se infiltran en cara, cuello, escote y manos mediante inyección o bien con pistola de mesoterapia cargada con el principio activo, lo que permite una mayor precisión, más rapidez y es menos doloroso. Se debe aplicar una crema anestésica. Son necesarias entre cuatro y cinco sesiones al año. Precio: 250 €. Dónde: Dra. Lidia Díaz. Tel. 914 312 369.