| IMAXTREE

Protege la piel del frío

Te traemos la mejor selección para que conviertas el neceser en el abrigo cosmético más calentito de la temporada.

Javier Guerrero | Woman.es

No hace falta irse a esquiar a la montaña para sufrir los rigores del invierno. Sequedad, tirantez, pérdida de luminosidad, aparición de rojeces, aumento de la sensibilidad… Las bajas temperaturas no hacen rehenes y, en estas fechas, se convierten en un Grinch que trata de acabar no solo con el espíritu navideño, sino también con la salud y el buen aspecto del cutis. Y es que el frío provoca la vasoconstricción de los finos capilares de la zona, ralentizando la circulación sanguínea. Esto se traduce en una reducción del aporte de oxígeno y nutrientes, lo que provoca la acumulación de células muertas en la epidermis. ¿El resultado? La piel se deshidrata con facilidad, pierde tono, se enrojece y presenta un aspecto apagado.

Pero incluso peor que el frío son los cambios bruscos de temperatura y de humedad. Los expertos de los laboratorios Clarins ha contabilizado hasta 17 choques térmicos a lo largo del día, cada uno de los cuales aporta su granito de arena para disminuir la capacidad natural de la piel de retener el agua. Así que, para combatir las huellas físicas que dejan en el rostro las agresiones externas, el método HPR es la mejor solución.

La hidratación, la protección y la reparación son claves para evitar que las inclemencias climatológicas hagan estragos en el rostro. Por eso, es importante reforzar el tratamiento diario con una crema nocturna que aporte ese extra que la piel necesita en estos momentos. Además, recuerda que el sol de invierno es casi más peligroso que el veraniego porque hace que nos confiemos y dejemos de notar sus efectos, por lo que es conveniente elegir fórmulas que incluyan factores de protección (un 15 es suficiente para la ciudad).

Y no te olvides de las áreas más sensibles, como la nariz, los labios o las manos, que suelen ser las grandes perjudicadas en esta estación del año. Por último, pero no por ello menos importante, extrema los cuidados corporales, ya que los kilos de ropa que llevamos encima impiden que la piel se oxigene correctamente. Si sigues estas recomendaciones, la única sorpresa que te llevarás en estos días será la del roscón de Reyes.