Lookfantastic

Belleza a parches: la cosmética que viene pegando fuerte (literalmente) en tu rostro

Si eres de las que siempre te quejas de no tener tiempo para cuidarte, muy atenta porque esto te interesa.

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

Si hablamos de parches cosméticos seguramente que tu cabeza se vaya automáticamente a los parches anti acné que todas hemos utilizado en alguna ocasión cuando queríamos acabar con un granito rebelde que aparecía sin previo aviso de la noche a la mañana. Sin embargo, son muchos los productos de belleza en este formato que han ido tomando poco a poco el mercado, hasta convertirse en todo un imprescindible en los neceseres de las que más saben de belleza.

Son muchos los motivos que han llevado a este auge de la cosmética en parches, siendo el ahorro de tiempo, espacio y la comodidad de uso los tres principales. Y es que, al no necesitar ni agua ni ninguna herramienta adicional para aplicarlos son muy fáciles de usar. En cuanto al ahorro de tiempo, su principal ventaja es que permite utilizarlos mientras haces cualquier otra tarea, como teletrabajar, leer, recoger la casa o ver tu serie favorita. Además, al tratase de parches que por lo general vienen en formato individual, son muy cómodos para viajar o incluso para llevar en el bolso y aplicarlos 'on the go', ya que no ocupan nada de espacio ni de peso en tu neceser. 

En general, basta con dejarlos 15 0 20 minutos actuar sobre la piel limpia y no hay que retirar el resto del producto (otra ventaja). Al contrario: se recomienda masajearlo suavemente y aprovecharlo para tratar mejor la zona. 

Aunque este tipo de parches se limitaban en su origen a ser pensados solo como cosmético para el contorno de ojos por su forma anatómica y porque es una zona en la que se 'agarraban' muy bien a la piel, ahora ya existen parches para cualquier zona del rostro y hasta del escote. Así, encontramos parches específicos para el contorno de los labios, la barbilla, las mejillas, la frente y las patas de gallo. 

¿Quieres un truco de experta? Unas dos horas antes de usarlos, si es posible, mételos en la nevera para que estén bien fresquitos. Así, a las propiedades y principios activos que tenga tu parche en cuestión le estarás sumando los beneficios de la crioterapia, o terapia de frío, que ayuda a calmar la piel, darle un tono uniforme y reducir la aparición de granitos.