Nuria Roca con falda de tubo. | GDG / GTRES

Nuria Roca revela el tratamiento estético después del cual tuvo una pierna "más flaca que otra"

La presentadora lo contó en el plató de 'El Hormiguero'. 

Clara Hernández | Woman.es

Como ha demostrado en muchas ocasiones, Nuria Roca es una gran fan de probar nuevos tratamientos 'beauty'. Así, la hemos visto con mascarillas de oro que mejoran la elasticidad de la piel y disminuyen las rojeces; con una máscara espacial con luz LED que le hacía parecer un robot  mientras alisaba sus líneas de expresión, y someterse al 'bioslimming', que es que ni más ni menos que envolverse con film transparente para reafirmar el cuerpo.

Ahora, la presentadora ha confesado el tratamiento estético después del cual tuvo una pierna más delgada que la otra. Aunque tienes que leer la razón. 

Nuria Roca se ríe con Trancas y Barrancas en 'El Hormiguero'.  | Atresmedia

El tratamiento se llama criolipólisis, es un sistema de adelgazamiento  y su objetivo es acabar con la grasa localizada. "Es un tratamiento que funciona desde hace tiempo pero la gente lo está descubriendo y lo está confundiendo con la criogenización", advirtió la valenciana, refiriéndose a la solución elegida por Walt Disney para evitar que su cuerpo se descompusiera tras su muerte. 

"La criopólisis es lo que todos conocemos como la liposucción pero no es agresivo, no hay que abrirse en canal. A mí me dijeron que no dolía ni nada, no tiene postoperatorio y te quita las grasillas de los sitios donde no quieres tener", aclaró.

Ella, que se lo había hecho "hace tiempo" y "fuera" (de España), no obtuvo, sin embargo, los resultados deseados porque... ¡se la hizo a medias!: "Me hice una pierna sí y otra, no, y el tema es que funciona y al cabo de un tiempo tenía una pierna más flaca que la otra", contó entre risas antes de explicar bien en qué consiste el método: "Congela la grasa que tienes a menos 3 grados y entonces mueren las células. Y luego evacuas y es estupendo. Yo me quedé con una cosa más flaca y la otra más gordita".

¿Aún las tienes así?, se interesó Pablo Motos. La respuesta es "no": "Tenía que compensar y estuve a helados y torrijas". Y, sí, se compensó.

Al final, la presentadora también explicó por qué no había terminado el tratamiento, si era tan eficaz: "No me hice la otra pierna porque me dolió muchísimo". Aún así, Nuria afirma que está pensando en hacérsela otra vez, por sus buenos resultados. Lo anotamos.