Por qué incluir el tónico facial en tu rutina de belleza. | Matteo Valle / IMAXTREE

¿Buscas un tónico facial y no sabes por dónde empezar? Estos son los mejores del mercado

Pese a que es un producto que cambiará por completo tu rutina facial, no todo el mundo conoce sus beneficios ni sabe cómo usarlo. Te lo explicamos todo.

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

Tonificar es uno de los pasos más importantes para el correcto cuidado de la piel y el producto que lo consigue, un imprescindible en tu rutina diurna y nocturna. Sin embargo, no es un producto que todo el mundo use como una crema facial o un contorno de ojos. Has de saber que utilizarlo puede cambiar tu rutina por completo, pero si tienes dudas sobre su uso has llegado al sitio adecuado, porque hoy vamos a resolverlas todas y a desterrar algunos mitos asociados a ellos.

¿Cuándo se aplica?

Se aplica tras la limpieza pero, atención, no para retirar restos de suciedad que hayan podido quedar. Su función es equilibrar, ya que la limpieza (el lavado) produce un cambio en el pH de la piel dejándola más alcalina y, si no lo compensamos, la piel produce más ácido, lo que puede dar lugar a problemas como irritación, dermatitis… Así, usar tónico todos los días normaliza la piel restableciendo su pH y preparándola para recibir la hidratación o el tratamiento correspondiente. 

¿Qué efecto tiene en la piel?

Como es un producto que tiene una textura acuosa y ligera, produce, de manera inmediata, un efecto refrescante en la piel que aumenta la sensación de limpieza. Pero eso no es todo, ya que además estimula el riego sanguíneo lo que provoca la revitalización de los tejidos y contribuye a cerrar los poros.

¿Cómo elegir el adecuado para mí?

Como hacemos con las cremas de tratamiento, debemos elegir el tónico que más se adapte a las características y necesidades de nuestra piel. Por ejemplo, si tu piel es seca o sensibles, necesitarás un tónico libre de alcohol, suave y nutritivo, formulado con activos calmantes como la caléndula, que es antiinflamatoria, cicatrizante y antiséptica. Si, por el contrario, tu piel es mixta o grasa, deberás buscar un tónico de efecto matificante y que regule el exceso de grasa. Por último, si tu piel está deshidratada, tu mejor opción es decantarte por un tónico hidratante que le aporte la humedad necesaria para enfrentarse a las agresiones externas diarias.

¿Cómo se aplica el tónico?

El tónico se puede aplicar con discos de algodón, o con los mismos discos reutilizables que tengas en casa y uses para retirar el maquillaje. El proceso es bien sencillo, ya que, una vez depositado el producto sobre el disco, solo tendrás que aplicarlo mediante ligeras presiones, sobre la piel de rostro, cuello y escote.