Seguro que te has cuestionado el precio que pagas por una crema pero nunca te habrás planteado la investigación y el conocimiento que hay detrás de muchos de esos productos. Cada firma apuesta por diferentes ramas de la ciencia. Después de la genómica (reparación del ADN) y las células madres, que revolucionaron los cosméticos en los últimos años, hoy la glicobiología (la línea por la que apuesta YSL y que se aplica también en los tratamientos contra la malaria) y la proteasómica (por la que tienden Dior y Lancaster) se apuntan como las vías de investigación más innovadoras. Sin olvidar que la observación de la naturaleza para tratar de reproducir en la piel los mecanismos de reparación que permiten vivir cientos de años a algunas plantas –como las orquídeas y ciertas algas– sigue siendo la fuente inagotable de inspiración de muchos laboratorios.

Las mejores cremas antienvejecimiento

Investigaciones millonarias, estudios del ámbito de la medicina, ingredientes secretos... La cosmética sigue a la vanguardia de la ciencia con un sólo fin: lograr las mejores cremas para combatir el envejecimiento.

Marta Bonilla

Investigaciones millonarias, estudios del ámbito de la medicina, ingredientes secretos... La cosmética sigue a la vanguardia de la ciencia con un sólo fin: lograr las mejores cremas para combatir el envejecimiento.