La revolución "BB"

Llega a Occidente la revolución que arrasa en Asia. Dos iniciales que significan una nueva generación en cosmética facial.Tal es su éxito que Garnier, inspirándose en las "Blemish Balm" lanza su "Perfeccionador prodigioso", el primer cuidado híbrido.

Susana Fernández

La historia. Bajo las iniciales BB se encuentra el "Blemish Balm", que comenzó como un producto desarrollado por un dermatólogo en Alemania en 1970 para calmar rojeces y suavizar la piel después de procedimientos dermatológicos tales como peelings u operaciones con láser. Importada en Corea del Sur, la crema se dio a conocer y tuvo un gran éxito entre las grandes actrices que la adoptaron.

Dos en uno. En un solo gesto cubre imperfecciones, protege, controla los brillos y unifica la tez de inmediato, combinando un efecto embellecedor instantáneo con los beneficios de un tratamiento a largo plazo. Es lo que se llama un cuidado híbrido, que Garnier interpreta en su "Perfeccionador prodigioso". En Asia las BB tienen éxito gracias a que utilizan un tono gris específico para blanquear las pieles asiáticas. Garnier utiliza su formula pero la adpata a las pieles caucásicas, mediante un tono dorado.

Su composición. Incorpora pigmentos minerales para crear un acabado fino y natural; su fórmula combina lipidure y ácido hialurónico (ambos retienen agua por lo que mantienen la humedad de la piel); la textura es refrescante y ligera, yambién incluye vitamina C para aportar luminosidad y Cafeína para una piel radiante libre de irritaciones.

El plus... Deja respirar la piel y proporciona 24 horas de hidratación y confort. También incluye un filtro UV 15 que evita los daños del sol.

Disponible en dos tonos (claro y medio). Precio: 12,49 €.