Evan Agostini / GTRES

Qué es la exfoliación en seco: el tratamiento con el que Gwyneth Paltrow consigue una piel ultrasuave

Te contamos todo sobre el 'dry brushing', la técnica que deberías probar para cuidar tu piel

Woman.es

En la vida no está todo inventado, como dicen los más viejos del lugar, pero hay que reconocer que la sabiduría del pasado sigue vigente en muchos campos. Hasta en uno de los que más ha evolucionado, el sector de la belleza, hay técnicas que siguen siendo plenamente efectivas para lo que fueron desarrolladas. Es el caso del 'dry brushing', también conocida como exfoliación en seco. 

Los profesionales de la materia reconocen las virtudes de una técnica que no ha variado demasiado con el paso de los años. Gracias a ella, celebrities como Gwyneth Paltrow, que ha declarado que la pone en practica cada noche antes de darse un baño, tienen la piel más suave y saludable. 

La exfoliación en seco consiste, a grandes rasgos, en cepillar todo el cuerpo con un cepillo especial de cerdas naturales -de bambú, por ejemplo-, o en su defecto, un guante de crin (de los de toda la vida) o una esponja vegetal. "Es una técnica según la cual nos ayudamos de un Body Brush para hacer un cepillado de la piel que consigue eliminar las células muertas, al tiempo que fomenta la microcirculación, ayudando a la regeneración celular al estimular el tejido”, explica la directora de educación de Omorovicza, Estefanía Nieto. 

Se debe hacer en seco, como su propio indica, ya sea antes del baño o después del mismo, como recomiendan algunos expertos, y siguiendo un recorrido concreto. Raquel González, de Perricone MD, lo detalla así: "Debe hacerse con círculos ligeros siempre en sentido ascendente: desde los pies hacia las caderas, desde las manos hacia los hombros, y así sucesivamente. Un buen truco es empezar desde un extremo, tomando el corazón como núcleo o punto final".

Además, según González, "Es mejor hacer muchas repeticiones que ejercer presión, con el objetivo de no causar irritación. Seremos más efectivos y menos agresivos con la piel", explica la especialista en el cuidado de la piel. 

Para que el 'dry brushing' sea efectivo, se debe ejecutar a diario. Como decíamos anteriormente, los expertos recomiendan hacerlo antes del baño, aunque también los hay que prefieren justo el momento posterior a pasar por el agua. En cualquiera de los dos casos, sus beneficios son similares ya que consigue lo mismo, la activación de la microcirculación de la zona que deseas exfoliar. 

Al eliminar con suavidad las células muertas y favorecer la regeneración celular a la vez que protege a la piel y la prepara para absorber al máximo la hidratación con la que conviene completar el tratamiento, la piel luce más bonita, sana y, sobre todo, mucho más suave.

Es fundamental, eso sí, que el material utilizado para la exfoliación en seco -el cepillo o el guante de crin- sea de calidad. Si es así, y se es constante con el tratamiento, las posibilidades de reducir la aparición de la piel de naranja y de que esta luzca suave y brillante son mucho más altas. Y todo ello sin usar un solo producto más allá de la crema hidratante posterior al exfoliado.