Moss Clinic

Moshgan Mahrami, la doctora estética en la que confían las celebrities

Es una de las mayores especialistas en medicina estética en España y son muchos los personajes públicos que se han puesto en sus manos tanto en su clínica de Ibiza como la de Madrid.

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

Con tan solo visitar el perfil de Instagram de la doctora Moshgan Mahrami nos damos cuenta de la cantidad de rostros famosos que confían cada día en las manos de esta doctora, especializada en medicina estética, para cuidar de su piel y de su aspecto. Y no solo hablamos de celebrities nacionales, puesto que la mismísima Paris Hilton acudió este fin de semana a su clínica de Ibiza para realizarse un tratamiento iluminador antes de su sesión de DJ Set en la isla. 

La naturalidad en los resultados es una de sus premisas, y por eso en tan solo unos años ha conseguido hacerse un nombre en el mundo de la medicina estética, poniendo sus clínicas en el radar de todo aquel que busca cuidar de su piel sin perder su esencia.   

Pasaste muchos años trabajando en urgencias antes de dar un giro a tu carrera profesional y dedicarte de lleno al mundo de la medicina estética. ¿Qué tiene este sector que te enamoró?

Efectivamente fueron 13 años trabajando en las urgencias donde aprendí mucho. Ayudaba a las personas a ser felices tratando casi siempre tragedias como accidentes, infartos o enfermedades graves. Durante algunos años tenia en mi cabeza el estudiar el Master en Medicina estética y sí, me ha enamorado. Gracias a ella puedo aumentar la autoestima en las personas, ayudarles a que se sientan mejor consigo mismas, sacar sonrisas y conseguir la mejor versión de cada una de ellas.

Abriste tu clínica propia en 2019 y en apenas unos años (y con una pandemia de por medio) te has convertido en un referente y son muchas las celebrities que confían en tus manos. ¿Cómo has vivido este proceso?

Ha ocurrido todo muy deprisa. Ya en Ibiza o en las ciudades en las que pasaba consulta como Madrid, Barcelona y Las Palmas, las agendas estaban llenas pero ha sido con la apertura de Moss Clinic cuando todo se ha multiplicado por mucho. En mitad de la pandemia abrimos la clínica de Madrid por la cantidad de pacientes que venían desde la península a la isla. Apenas un mes más tarde de abrir las puertas, teníamos una agenda con dos meses de lista de espera. Es cierto que son muchos rostros conocidos los que pasan por las clínicas y es indudable que nos ayudan de alguna manera a llegar a más gente y las personas que no me conocen puedan fijarse en mi trabajo.

Creo que es una gran responsabilidad, saber que miles de personas ponen en mis manos el deseo de conseguir su mejor versión, es algo muy especial.

Defiendes siempre la naturalidad en tus tratamientos. ¿El trabajo de un buen profesional es saber decir que no cuando el paciente pide algo que no le va a favorecer?

Creo que cada médico tiene su estilo y su técnica, al igual que los artistas y pintores, aunque utilicen los mismos materiales, la manera de interpretar la belleza es distinta y la técnica a la hora de ejecutar un tratamiento también. Soy una amante de la belleza natural. Una persona perfeccionista a la que le gusta sacar lo mejor de cada persona, sin perder la naturalidad y la estructura anatómica de cada paciente. Definitivamente considero que los médicos tenemos la responsabilidad y el deber de guiar y aconsejar a nuestros pacientes sobre cuándo toca parar y en qué cantidad se deben utilizar los productos.

Para mí la medicina estética ha de ayudarnos a mantener nuestra estructura facial, mejorarla, pero sin transformarla.

¿Cuál dirías que es tu tratamiento estrella? ¿Por qué?

El tratamiento Moss Lips es probablemente el tratamiento más demandado, he podido realizar en pocos años varios miles de labios. Es una técnica recomendada para aquellas personas que desean  aumentar el grosor y la proyección labial, mejorar la definición del arco de cupido, elevar las comisuras excesivamente caídas o corregir las arrugas periobucales. La remodelación labial debe ser siempre progresiva, es decir, que es mejor corregir paulatinamente que hacerlo todo de golpe. Es muy importante analizar muy bien al paciente, su fisionomía, su forma anatómica, si tiene alguna asimetría etc. Hablar con los pacientes es fundamental. 

¿Hay tratamientos contraindicados en determinadas épocas del año o todos los que ofreces pueden realizarse en cualquier momento?

Todos los tratamientos médicos pueden realizarse en todas las épocas del año. Existen otros tratamientos como los peelings que no se han de realizar en verano y es aconsejable que sea después de estas fechas. 

 Para estas fechas de verano existen otros peeling como el PRX que funcionan muy bien, aunque siempre se aconseja que la persona esté lo menos expuesta al sol después de su uso. 

¿Cómo eliges qué tratamientos incluir en tu catálogo y cuáles no?

Es una pregunta difícil de responder ya que es cierto que hay tratamientos que no suelo poner o no soy muy amante de ellos como por ejemplo de los hilos tensores. Fundamentalmente busco todo lo que ofrezca un resultado natural una vez aplicado. 

Y qué decir de las técnicas inventadas en nombre de la medicina estética, como los 'foxy eyes', los 'russian lips', los labios del diablo, etc... Estoy completamente en contra de estas modas que deforman el aspecto natural del rostro. Los médicos estéticos tenemos el deber de no causar daño, cuidar el bienestar físico y mental de los pacientes. No podemos convertir a los pacientes en auténticos extraterrestres, normalizando un proceso de alienación en muchas partes del mundo.

¿Qué importancia consideras que tienen las redes sociales en la medicina estética?

Las redes sociales son claves en estos tiempos para darte a conocer. Son un escaparate perfecto para llegar a millones de usuarios. Casi todas las clínicas médico estéticas utilizan este medio para que se vean sus trabajos e interactuar con sus seguidores. Sin embargo, aquí tienen cabida todos, los buenos y malos, los honestos y deshonestos. Crear expectativas inexactas es muy peligroso y puede hacer mucho daño al paciente, así que en nuestras redes cuidamos mucho que todo cuanto se publique sea 100% real.