Mujer aplicándose protector solar en la playa. | Ridofranz / ISTOCK

Cremas solares de farmacia, ¿en cuál debo invertir?

Recopilamos algunas de las fórmulas que son garantía de cuidado de tu piel y que bien merecen un hueco en tu bolsa de playa o piscina este verano. 

María Aguirre Álvarez

Cremas solares hay muchas, pero como pasa con la ropa, la comida y con cualquier otro producto que puedas encontrar en el mercado libre, no todas son igual de buenas. No hablamos de si una es más untuosa, otra se aplica en spray o esta otra es más o menos líquida. Estas son características secundarias y subjetivas, que dependiendo de nuestro gusto las consideraremos mejores o peores. Cuando hablamos de una crema solar buena hacemos referencia (o deberíamos) a su fórmula, su composición, sus ingredientes y, por supuesto, a su eficacia. Que las cremas de solares de farmacia sean unas y no todas es una pista fiable en este caso.

Existen muy buenas cremas solares que no se venden en este tipo de establecimientos y que son muy valoradas por sus consumidores, pero de lo que no hay duda es de que las que compras en farmacia ofrecen garantía. No solo por la efectividad con la que protegen a nuestra piel de los rayos ultravioletas que tanto impactan de manera directa en nosotros especialmente durante el verano, sino también por sus respectivas composiciones, elaboradas con productos para nada agresivos con la piel. Esto último es tan importante como lo primero, ya que de poco sirve que evitemos la agresión del sol si al mismo tiempo estamos dañando la piel con una crema solar que nos provoque rojeces, irritaciones o brotes de dermatitis en los peores casos.

- ¿Puedo usar mi protector solar del año pasado? 

- Consejos para aliviar las quemaduras provocadas por el sol

- ¿Sabes que el after sun es tan importante como el protector solar? 

El catálogo de opciones de cremas solares de farmacia es cada vez más amplio para que no haya quien diga que no hay para todos los gustos. Tanto si buscas en formato stick como si prefieres de base acuosa, de fórmula clásica o que incorpore algo de color, hay al menos una alternativa que se ganará un hueco en tu bolsa de playa o piscina este verano. El uso de protector no es negociable en ningún caso, y menos ahora que las jornadas a remojo están a la orden del día. 

Al fin y al cabo se trata de una cuestión sanitaria y como tal debemos tomarnos el asunto: sin concesiones y sin mirar, dentro de lo posible, el bolsillo. Importa estar tranquilos y seguros, y con esta selección de cosméticos que encontrarás en la siguiente galería lo conseguirás.