Aumento de mamas

Es una de las cirugías más solicitadas: 2,5 millones de mujeres se han sometido a cirugía mamaria en los últimos 25 años. Hablamos con el Dr. Junco (Clínica Cima) para que conozcas todos los puntos importantes de esta intervención.

Susana Fernández

¿Qué tipo de evaluación se sigue al llegar una paciente a consulta?
Se realiza una historia clínica completa, ya que interesa conocer los antecedentes personales que afecten a la glándula mamaria, como embarazos y/o lactancia, así como otros antecedentes familiares en cuanto a patología mamaria. Además, se exploran las mamas, observando el tipo de pecho, diferencias entre ambos y se toman medidas. Se realiza un estudio pre-operatorio que engloba análisis de sangre, electrocardiograma, radiografía de tórax y, en algunos casos, mamaografía.

¿Cuál es la candidata ideal para someterse a una cirugía de aumento de mamas?
Cualquier mujer, que haya concluido su desarrollo (15-16 años), que desee cambio de forma y/o volumen de sus mamas y que no presente ningún factor de riesgo importante que contraindique la cirugía (en especial, trastornos psicológicos).

¿Cuál es el mejor tipo de intervención: vía areolar o incisión por la axila?
Sin lugar a dudas, la mejor vía de implantación de las prótesis es a través de la vía areolar, pues la cicatriz resultante pasa prácticamente desapercibida al estar situada en una zona de gradiente de color entre lo oscuro de la areola y lo blanco de la piel de la mama. Además, permite delimitar con exactitud los límites inferiores de la mama.

Prótesis ¿delante o detrás del músculo?
Dependerá de cómo sea el pecho previamente, del resultado que se pretenda y del tipo de prótesis (anatómica o redonda) que se vaya a implantar.

¿Cuál es la mejor prótesis?
Las prótesis de última generación, tanto redondas como anatómicas, presentan una superficie microtexturada que contribuye a minimizar las tasas de contractura capsular.

¿Cuál es la complicación más frecuente en este tipo de intervenciones?
El sangrado posoperatorio inmediato, complicación que se minimiza realizando una esmerada hemostasia durante la cirugía, colocando unos drenajes y vendajes compresivos durante las primeras 24 horas y aplicando una serie de medidas en posoperatorio (evitar esfuerzos bruscos, la aplicación de frío local y la toma de medicación específica profiláctica del sangrado).

¿Con las actuales prótesis, cada cuánto hay que reemplazar?
Las prótesis sólo tienen que reemplazarse cuando por algún motivo (externo o interno) el cuerpo las rechace. Si esto no ocurre, no tienen porqué reemplazarse. Es una leyenda urbana el rumor que existe sobre que las prótesis han de cambiarse a los 10 años. También cabe desmentir que no se pueda amamantar con implantes de silicona.

¿Cómo es el posoperatorio?
En el 95% de los casos, el vendaje y los drenajes con los que se sale de quirófano se retiran a las 24 horas, sustituyéndose por un sujetador deportivo que se deberá llevar día y noche durante las dos primeras semanas, y durante el día, durante las 2-3 semanas siguientes. Durante las dos primeras semanas de posoperatorio se han de evitar esfuerzos con los brazos. Los 2-3 primeros días se aconseja la aplicación de frío local para contribuir a disminuir la inflamación propia de cualquier cirugía. Generalmente a la semana se puede incorporar al trabajo, a menos de que éste precise realizar esfuerzos bruscos, en cuyo caso, es preferible esperar a la tercera semana.

DÓNDE
Clínica CIMA. Paseo Manuel Girona, 33. Tel. 935 522 726.
El Dr. Junco presenta una larga trayectoria y experiencia en múltiples casos de cirugía mamaria correctiva, como especialista en el tratamiento de mamas tuberosas o tubulares, deformes y asimetría mamaria. www.drjunco.com

PRECIO. Entre los 5.000 y 6.000 €.

¿Quieres un pecho más firme? Ideas clicando aquí.