Jonathan Storey

Las razones por las que el aften sun es casi tan importante como el protector solar

Tenemos claro que necesitamos la crema para el sol para protegernos, pero ¿por qué no terminamos el ritual solar con el siguiente paso?

UXÍA B. URGOITI

Ya hemos pasado la etapa en la que puede que tuviéramos dudas sobre la importancia de usar protectores solares para cuidar la salud de nuestra piel durante las exposiciones solares. De hecho, casi te hemos convencido ya de que deberías hacerlo durante todo el año, ya que cada vez el sol resulta más nocivo para nuestra dermis. El caso es que una vez conseguido este paso, ahora queremos que des uno más en el ritual de protegerte y eso se consigue con un buen after sun tras un baño de sol, tanto en la playa como en la piscina. Este producto no es lo mismo que una crema hidratante, eso es lo primero que debes saber, aunque tranquila, te lo vamos a explicar todo. 

Los rayos UV se dividen en UVB y UVA y son los responsables de estresar nuestra piel, provocan la pérdida de hidratación y con la falta de agua se crea esa sensación de sequedad y ardor. Además, también son los causantes de que las fibras de colágeno y elastina se rompan, lo que hace que nuestra piel envejezca. Y esta es una de las principales funciones del after sun, que la piel recupere su hidratación, reduzca la inflamación e incluso recupere este último daño que te hemos contado. 

'Prácticamente todas las actividades relacionadas con el verano -el sol, la sal del mar o el cloro de las piscinas- y la playa provocan la deshidratación de la piel, que se muestra más tirante e irritada que de costumbre. En estos casos la crema corporal habitual no basta. Hace falta un producto con activos que, no solo hidraten, sino que también actúen como antiinflamatorios y regeneradores de la piel, para repararla en profundidad. Estos ingredientes son la niacinamida, el aloe vera, la rosa mosqueta, la urea o el ácido hialurónico”, explica Inma Jiménez, 'Training Manager' de Sephora España.

¿Cuándo hay que aplicar el after sun?

'El momento de aplicación es tras la exposición al sol y después de la ducha -la piel debe estar limpia-. Y reaplicar tantas veces como sea necesario: antes de acostarse y por la mañana, por ejemplo', sugiere Inma Jiménez. 'Primera misión de los after sun: refrescar y bajar la temperatura corporal. Existen productos capaces de rebajarla hasta 3º grados. En el caso de que tu crema no contenga mentol o hierbabuena, los activos refrescantes más habituales, se puede guardar en la nevera para lograr ese efecto de frescor y alivio”, señala nuestra experta.

'Los after sun no solo devuelven a la piel su capacidad humectante. Si contienen antioxidantes como el polifenol, el betacaroteno o las vitaminas A, C o E, pueden neutralizar también el daño provocado por los radicales libres', advierte la experta.

Ahora que ya te hemos convencido de la importancia del after sun, queremos recomendarte nuestros favoritos.

Woman participa, de manera directa o indirecta, en diversos programas de marketing de afiliación. El equipo de Woman recomienda de manera independiente productos y/o servicios de las marcas adheridas a tales programas de afiliación que puedes comprar en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Woman puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de productos recomendados.