PeopleImages / ISTOCK

Acné cosmético: qué es y cómo evitarlo

El acné es uno de los problemas más habituales de la piel y son varios los factores que pueden desencadenarlo pero, ¿sabías que uno de ellos es la propia cosmética?

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

¿Sabías que las glándulas sebáceas de la piel están muy relacionadas con el sistema nervioso? Por eso, los momentos de estrés emocional son uno los factores desencadenantes del acné adulto. Sin embargo, no es lo único que puede causar el acné adulto, ya que existen otros factores como la genética, desequilibrios hormonales, la depresión y/o ansiedad, malos hábitos alimenticios, una mala rutina de limpieza facial e incluso puede estar provocado por el tipo de cosméticos que se utilizan. "A este tipo de imperfecciones se las conoce como acné cosmético y tiene que ver con la reacción de ciertos componentes de productos cosméticos en la piel. Suele presentarse con más comedones que lesiones inflamatorias y suele aparecer en la zona de la piel que rodea a la boca y los laterales de la mandíbula", comenta la doctora Arantxa Arana, dermatóloga de la Clínica de la Doctora Pérez Sevilla, que nos explica por qué se produce el acné cosmético y cómo combatirlo.

¿Puede afectar a todo tipo de piel?

La experta explica que el acné cosmético "puede afectar a cualquiera, aunque nunca haya padecido acné, porque comienza al usar una crema limpiadora inadecuada, una base con aceite o un humectante demasiado graso". Pero hay dos tipos de piel especialmente sensibles: "la piel grasa que, al tener una mayor actividad de las glándulas sebáceas, junto con la obstrucción que ya de por sí producen los cosméticos, es más propensa a que se puedan cerrar y taponar los poros, provocando así el brote de acné. Y la piel sensible que reacciona mal a la mayoría de los productos dermatológicos convencionales".

"Los productos que obstruyen los poros son los responsables. Dentro de ellos se queda aprisionada la grasa y células muertas lo que genera un acné cosmético. Estos productos comedogénicos pueden ser: aceite de germen de trigo, surfactante y emulsificador (Laureth 4), Isopropyl Isostearate, Isopropyl Myristate, Isocetyl Stearate, Cetyl alcohol, Octyl Stearate y productos con siliconas y parabenos", según la dermatóloga de la clínica Dra. Pérez Sevilla. 

¿Se puede evitar el acné cosmético?

Además de elegir siempre productos de cuidado facial no comedogénicos es muy importante mantener unos buenos hábitos de higiene y cuidado, como limpiar la piel a diario, realizar una exfoliación semanal para eliminar las impurezas y no olvidarse nunca de hidratar el rostro dos veces al día, por la mañana y por la noche, tengas el tipo de piel que tengas.