¿Sabías que hay una postura para dormir que evita que te salgan arrugas?

La posición en la que duermes puede dañar tu piel y favorecer la aparición de arrugas. Te contamos cómo dormir para mantener tu piel joven el mayor tiempo posible.

Chica en la cama con antifaz para dormir
fizkes

Seguramente a estas alturas ya conozcas la importancia de dormir lo suficiente para tener una piel bonita. Los beneficios de un buen descanso nocturno son muchos para nuestra piel, ya que durante la noche la piel se regenera y aumenta la actividad celular. Pero, ¿sabías que la posición en la que duermes influye, y mucho, en la juventud de tu piel?

Y es que, aunque nos movamos durante las horas de sueño, tenemos una postura favorita para dormir y que, al adoptarla noche tras noche, acaba repercutiendo en el aspecto de nuestra piel e influyendo en su envejecimiento, porque puede acelerar la formación de arrugas y la velocidad a la que se profundizan. ¿Qué posición y consejos utilizar para retrasar los signos de envejecimiento? Y, sobre todo, ¿en qué posición no hay que dormir para mantenerse joven? Te lo contamos todo.

Dormir boca abajo y de lado provoca arrugas

Si acostumbras a dormir boca abajo con la cabeza contra la almohada o de lado (con un lado de la cara presionado contra la almohada), corres el riesgo de que tu piel tenga signos de la edad de manera prematura. ¿El motivo? Son dos posturas que ejercen más presión sobre el rostro por la noche, y esta presión puede acelerar la aparición de arrugas. Además, si eres de las que solo duerme de un lado, existe el riesgo de que una mitad de la cara esté más envejecida que la otra.

Dormir boca arriba: la posición correcta para evitar las arrugas

Así, es preferible que duermas boca arriba y que permanezcas en esta posición durante toda la noche para evitar la formación de arrugas, ya que dormir boca arriba permite una mejor circulación de la sangre en la piel, lo que reduce la hinchazón natural que se produce cuando estamos acostadas durante largas horas y al levantarnos por la mañana amanecemos con retención de líquidos en la cara y en las bolsas bajo los ojos.

Además, dormir en esta posición permite que la piel se regenere mejor -es decir, que elimine adecuadamente sus células muertas- de manera uniforme en ambos lados del rostro. Por si fuera poco, dormir boca arriba también evita que se formen arrugas en el cuello. Por último, esta posición para dormir hace que nuestra crema de noche o crema antiedad sea más efectiva porque el cuidado no es absorbido por la funda de la almohada. Todo ventajas, ¿no crees?

Tags _

Síguele la pista

  • Lo último