Tu rutina de pelo no estará completa si no añades azúcar a tu champú y este es el motivo

Tu cuero cabelludo te lo agradecerá.

Mujer lavándose el pelo en la ducha
ariwasabi

Si algo hemos aprendido desde que llegaron a nuestra vida las redes sociales es que hay un montón de consejos de belleza locos ahí fuera y que no todos son recomendables. Sin embargo, hay otros que son francamente eficaces y económicos. Este es el caso del trucazo del que vamos a hablarte hoy. ¿Sabías que algunas personas tienen la costumbre de añadir azúcar a su champú? Te contamos para qué sirve exactamente y por qué debes empezar a hacer esto tú también.

Aunque lo de echar azúcar en el champú es una extraña combinación, en realidad es una idea muy inteligente. Como sabes, la belleza del cabello depende de muchos factores, y la salud del cuero cabelludo es una de ellas. Por lo tanto, es esencial cuidarlo si quieres tener una melena bonita y presumir de pelazo. Esto incluye hacer de vez en cuando unas mascarillas caseras para limpiar el cuero cabelludo, utilizar los champús adecuados para hidratarlo correctamente y darse un masaje en la cabeza de vez en cuando para asegurar una buena circulación sanguínea.

Estos pocos hábitos son esenciales pero no suficientes. También es importante pensar en exfoliar el cuero cabelludo para liberarlo de impurezas. Una vez a la semana, utiliza un exfoliante antes de tu champú habitual. Aunque cada vez hay más productos de este tipo en el mercado, si te pilla sin ninguno en casa o quieres probar a hacer el tuyo propio de manera natural, fabricarlo es muy fácil.

Basta con mezclar el azúcar y el champú hasta obtener una pasta espesa (similar a la de un exfoliante corporal clásico). El azúcar exfoliará suavemente y se disolverá por completo sin dejar granos o partículas. Aplica el exfoliante capilar casero haciendo particiones de pelo por toda la cabeza y masajea el cuero cabelludo con él realizando movimientos circulares. A continuación, aclara y lava con tu champú habitual. En solo 5 minutos más habrás conseguido darle a tu cuero cabelludo los cuidados que necesita y como respuesta tu pelo estará más sano y fuerte.

Si además quieres que tu melena quede más brillante y sedosa entonces hay otro truquito que también puedes hacer en el ducha, y esta vez no necesitas ningún producto para conseguirlo. ¿Alguna vez has escuchado eso de que es recomendable darse un último aclarado en el pelo con agua fría? Pues es muy cierto. El calor del agua abre la cutícula del pelo, lo que nos viene muy bien para que los productos de cuidado que aplicamos al lavarlo penetren mejor, pero si no quieres que la hidratación y la nutrición de la mascarilla o el acondicionador se vaya por donde ha venido, necesitas volver a cerrar esa cutícula antes de que se evapore la humedad. Y eso, se consigue con un cambio de temperatura, mojando el pelo con agua fría. Fácil, ¿verdad?

Síguele la pista

  • Lo último