El ritual a seguir (a diario) para un rostro perfecto

Más allá de las cremas y los desmaquillantes, existe una serie de productos indispensable para presumir de una piel más lisa y luminosa. 

El ritual de belleza que debes seguir a diario
@victoriassecret

Si nos preguntaran cómo conseguir una tez perfecta, seríamos incapaces de descubrir el secreto. Las cremas se amontonan en la mesita de noche y varios han sido los años que nos han llevado a conocer nuestra piel y las necesidades de esta. Porque si hay algo importante en el cuidado del rostro, es saber qué nos exige.

La base de todo es encontrar al menos 10 minutos diarios para relajarte y emplearlos en tu ritual de belleza. Conocer a fondo los beneficios de cada producto que utilizamos es vital para alcanzar los resultados que buscamos.

Podríamos dividir en 3 los niveles de cuidado de la piel: los básicos, los intermedios y el avanzado.

Los productos básicos para el cuidado de la piel
Fátima García

En el básico encontramos los indispensables. Los productos que hasta las más perezosas deben aplicarse cada mañana y noche. Una buena limpieza resulta fundamental, y no solo para desmaquillarse, sino también cada mañana para eliminar los restos de la crema de noche. Las hay en diferentes formatos: gel, cremas, agua micelar, aceite. Puedes encontrar la que mejor se adapte a ti.

El contorno de ojos es mejor aplicarlo por la mañana, y masajeando de dentro hacia fuera si tienes bolsas o al revés si tu problema son las ojeras.

Por último, la crema. Por el día que sea hidratante y nutritiva para la noche. La piel se regenera mientras dormimos y necesitamos también de una crema que calme y relaje el rostro para despertarnos como si hubiéramos descansado más de 8 horas.

En el nivel intermedio encontramos productos más específicos y que complementan a los básicos. Añadimos el limpiador para la zona de los ojos ya que se trata de una zona delicada que hay que tratar con mayor cuidado. Los limpiadores en aceite consiguen que el producto resbale con mayor facilidad y conseguir así una limpieza profunda de la zona.

Tras esto es conveniente utilizar un tónico con el que terminar de limpiar el rostro y refrescarlo al instante.

¿Loción? ¿Por qué? La gente desconoce sus beneficios hasta que la prueba. Calma la piel y consigue optimizar los tratamientos que te apliques después. Conseguirás una piel más bonita, luminosa y lisa.

Para finalizar aplica el contorno y tu crema diaria.

En último lugar se sitúan todas aquellas que, al igual que nosotras, celebra con entusiasmo la aparición de un nuevo paso en la rutina diaria.

Tras limpiar el rostro a conciencia, toca el momento de la exfoliación. Este paso debe realizarse de una a dos veces por semana y con ello conseguirás limpiar la piel en profundidad eliminando las impurezas y dejando una perfectamente alisada.

¡Y llegó la hora de las mascarillas! Una  vez a la semana haz uso de este producto. Escoge una que cubra tus necesidades, las encontrarás de muchos tipos, desde antiarrugas hasta para la piel grasa.

No te olvides de la loción, tu mejor compañera desde ahora, y aplica un sérum. Pero, ¿es necesario? Los sérums suelen tratar un problema en concreto y su fórmula es más concentrada por lo que los resultados serán más efectivos y se verán con mayor rapidez. Es conveniente también asistir un par de veces al dermatólogo, nadie mejor que él para explicarte es la piel de tu rostro.

¿Demasiada teoría? Coge práctica para presumir de un rostro perfecto.

 

 

Tags _

Síguele la pista

  • Lo último