El paso de Georgina Rodríguez por el Festival de Cannes, uno de los momentos de su documental 'Soy Georgina'. | Andreas Rentz / GETTY

Las trenzas de Georgina Rodríguez son las más buscadas este verano

El peinado por excelencia para los meses de calor ha pasado a ser esta combinación de minitrenzas 

Julia García

A la espera de que se decida el futuro de Cristiano Ronaldo, que no está claro si seguirá en Manchester jugando esta temporada al fútbol en las filas del United, Georgina Rodríguez y sus hijos están disfrutando del verano en Madrid, a miles de kilómetros del norte de Inglaterra, donde han vivido los últimos meses y donde nació el pasado mes de abril Bella Esmeralda, la hija más pequeña de la pareja, que sobrevivió a su hermano mellizo.

La modelo aragonesa nos ha sorprendido en las últimas semanas con un look veraniego muy años dosmil, cuando más “pegaron” las trencitas de raíz en las playas del Mediterráneo español. Entonces Georgina no era más que una niña, pero seguro que tiene en su memoria a las adolescentes de la época lucir este peinado que ahora es tendencia a gran escala –Victoria Federica, sin ir más lejos, las lució recientemente–.

Lo bueno de las trencitas es que dan mucho juego, tanto que les suele encontrar a las más pequeñas. Es el caso de las hijas de Georgina y a Cristiano, Eva y Alana Martina, de 4 años ambas, que lucen peinado a juego con su mamá, como hemos visto en el último post publicado por esta en Instagram.

En la foto, las pequeñas presumen de larguísimas trenzas XXL en distintas versiones que su madre. Esta, como te contamos ya el día en el que revolucionó la red social al lucir tipazo en un video en el que se reía de las críticas a su figura tras haberse convertido en objetivo de estas tras aparecer en bikini en las playas de Ibiza, las luce ajustadas, bien pequeñas y que nacen desde la raíz.

Aunque en su caso son tan largas que luego se sueltan y serpentean alrededor de su cabeza, como las serpientes y Medusa, ese personaje de la mitología griega que tanto le gusta a Versace, firma italiana muy del gusto de Georgina, como dejó patente en los años que vivió en Turín junto a su familia.

Las dos niñas, en cambio, llevan trenzas en diferentes peinados. Una de ellas lleva una trenza alta, de raíz como Georgina pero no tan ajustada, “de quita y pon”, que no tiene riesgo de dañar su pelo, y la otra niña, dos trenzas laterales al estilo Pippi Langstrump. La foto familiar, desde luego, es para enmarcar. Puro amor.