INSTAGRAM

Ring lighting, la nueva coloración que te da buena cara al instante

Darle luz al rostro sin necesidad de maquillaje ya es posible gracias a esta nueva técnica de coloración que será como ponerte un aro de luz delante. ¡Magia! 

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

Como cada año en otoño, nuestra piel pierde algo de luminosidad, y si en el rostro tratamos de compensar la falta de luz con tratamientos potenciadores del brillo y reavivamos la frescura de nuestra tez con el maquillaje, en el cabello, tendemos a cambiar de color para darle un toque de alegría a nuestra melena.

Sin embargo, este año lo vas a tener más fácil que nunca gracias a la última tendencia de color que llega a nuestras vidas, el ring lighting. Se trata de una técnica que tiene la ventaja de no transformar el cabello de forma demasiado radical pero que es capaz de aportar mucha luz a tu cara gracias a la disposición estratégica de las mechas. Se trata además de una tendencia capilar que es apta para todo el mundo, independientemente de su color de pelo original, y promete ser en nuevo balayage de moda para el otoño-invierno 2021-2022.

¿Qué es el ring lighting?

No hace falta que seas una estrella de TikTok para saber que los aros de luz son uno de los productos estrella desde que el mundo de las reuniones virtuales y las viodeollamadas llegó a nuestras vidas. Pues bien, el ring lighting consiste en recrear con un juego de luces y sombras, ese efecto que el aro de luz provoca en el rostro, proporcionando un efecto de buena cara al instante. Más concretamente, se trata de aclarar algunos mechones en las zonas del cabello que enmarcan el rostro para darle más brillo, pero también en las raíces, en la nuca y en los laterales, para que el efecto sea visible incluso cuando el cabello está recogido.

Y hablando de ventajas, una de las mejores es que se adapta -al igual que el hair contouring- a todos los colores de cabello. No importa si tu pelo es rubio, castaño o pelirrojo, ya que el aclarado no se convierte necesariamente en rubio claro, sino que se puede adaptar a tonos más discretos, como el rubio caramelo para las morenas, por ejemplo. La idea es adaptar el tono y la colocación a cada rostro. El único inconveniente para las que les gusta teñirse el pelo en casa es que tendrás que ir a la peluquería sí o sí ya que se trata de una técnica que solo podrá hacerte un experto.