Recogidos desenfadados

Este otoño se llevan de aire casual para que puedas incorporarlos en tu día a día. Para eventos formales opta por los vintage, estilo años 40.

Susana Fernández

10 claves para el recogido casual, by Cebado:

1 Crea distintos volúmenes y formas, incluso asimétricas, para que se adapten a tus facciones.
2 ¡Arriba! Trabaja la zona alta y craneal de la cabeza: es decir, de la “coronilla” hacia arriba.
3 Sin apretar. Los recogidos de temporada se despegan de la cabeza y crean formas con aspecto desestructurado, buscando gesto pretendidamente casual.
4 Despejados. La frente se deja libre de cabello y este se peina hacia atrás o de forma ladeada, pero nunca tirante ni con los cabellos pegados a la cabeza.
5 Tupé ¡OK! Para dar forma al frontal sin cubrir la frente lo mejor es crear un tupé que despegue las raíces con un movimiento ondulante y muy suelto.
6 Sienes. Los laterales tienen que ser muy pulidos, lo que se consigue fácilmente peinándolos muy pegados a la cabeza.
7 Cóctel de texturas. Queremos crear un recogido casual, así que atrévete a trenzar algunos mechones y mézclalos con otros texturizados o cardados.
8 Semi-recogidos. Súper fáciles de realizar: basta con recoger la capa superior y los laterales del cabello y montarlos en lo alto de la cabeza, despegándolos de la raíz para darles una forma ahuecada.
9 Spray fijador. Es la clave para cambiar el movimiento y dirección habitual del cabello. Se aplica después de lavar y secar el cabello con la cabeza hacia abajo, vaporizando toda la línea de raíz desde el frontal hasta la nuca. Las ceras nos ayudan a dar elasticidad y textura al cabello.
10 Tenacilla y plancha. Una vez el cabello está sujeto en la zona craneal basta con usar estas herramientas para dar forma y gesto a los mechones.

¿Necesitas un recogido "Dress Code"?

Estos serán más suaves y armoniosos en las formas. Una buena opción es optar por los de estilo vintage que imitan a las divas cinematográficas de los años 40 y 50 a lo Grace Kelly. También se llevan muy "tricotados" a partir de mezclas visuales de mechones retorcidos, trenzados, ondulados, con rayas laterales, en zig zag... Es decir, ¡multiefectos! Por úlitmo, el acabado glossy o wet (efecto mojado) te dará un toque de sofisticación.