IMAXTREE

¿Sabes lo que es el pelo mixto? Errores que podrías estar cometiendo por no saber identificar tu tipo de pelo

A menudo se confunde con el cabello graso, pero el pelo mixto no necesita en absoluto los mismos cuidados. Estos son los errores más comunes que provocan puntas secas y raíces grasas.

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

Raíces que se engrasan rápidamente, largos apagados y sin vida, puntas secas y dañadas... Si todo esto te suena, es porque tienes un cabello mixto. En definitiva, tienes la dificultad de tener que combinar dos problemas capilares con necesidades opuestas, porque tu cuero cabelludo segrega demasiado sebo, pero tus largos están secos y necesitan nutrición.

Normalmente el cabello mixto se confunde con el graso porque las personas con cabello mixto se centran en su exceso de sebo y se olvidan de sus puntas sensibles, pero los tratamientos y rituales para el cabello graso no son adecuados para estas melenas precisamente por la sequedad del resto del pelo. ¿Quieres saber cuáles son los errores más comunes que cometen las personas con cabello mixto? Te enseñamos a identificarlos y a solucionarlos.

Creer que tienes el pelo graso

Este es probablemente el peor error de todos, ya que nos lleva a cometer otros errores que tienen graves consecuencias para nuestro cabello. Cuando pensamos que tenemos el pelo graso, a veces abusamos de los champús y los tratamientos purificantes pensando que estamos haciendo lo correcto, pero este tipo de productos 'desnudan' la fibra capilar y hacen que nuestros largos, ya secos, sean aún más frágiles.

Lavarse el pelo con demasiada frecuencia

Debido al aspecto graso de las raíces, a menudo tenemos la idea equivocada de lavarnos el pelo todos los días. Sin embargo, esto es lo peor que se puede hacer con un cabello mixto, ya que los lavados reiterados tienden a agredir la piel del cuero cabelludo, que reacciona produciendo más y más sebo para protegerse, y a hacer que nuestras puntas se resequen y se abran aún más.

Elegir solo productos para cabello seco

Aunque tu pelo necesite una buena dosis de mimos de medios a puntas, no creas que vas a resolver tu problema capilar optando por champús y mascarillas para cabellos secos y dañados, ya que serán demasiado nutritivos para tu cuero cabelludo graso. ¿Lo mejor? Aplicar una mascarilla nutritiva y reparadora solo en los largos.

Pensar que una mascarilla es sólo para los largos

Seguro que tus largos necesitan un cuidado extra y las mascarillas capilares son estupendas para ello. Pero tus raíces grasas también pueden permitirse los beneficios de una mascarilla capilar. Esta vez, debes optar por una mascarilla purificadora del cuero cabelludo que se aplica antes del champú para eliminar el exceso de grasa.

No cortar el pelo regularmente

El mantenimiento de las puntas es más importante en los cabellos secos y dañados, así como en los cabellos mixtos, cuyas puntas, muy sensibles, se parten rápidamente. Si cortas regularmente las puntas dañadas, no sólo conseguirás una melena más bonita, sino que también te resultará más fácil cuidar el resto de la misma, ya que no tendrás que optar por productos ultra ricos especialmente diseñados para el cabello dañado, sino sólo por los clásicos cuidados nutritivos.

Aplicar el mismo producto de cuidado de raíz a puntas

Por naturaleza, tu cabello mixto no tiene las mismas necesidades en las raíces que en las puntas, por lo que no debes aplicar un mismo tratamiento en todo el cabello. Lo mejor es diseñar tu rutina capilar en dos fases, tratando las raíces grasas por un lado y los largos por otro, para no acentuar ninguno de los dos problemas.

Solo tratar el problema con el cuidado del cabello

El estrés, el cansancio, una mala alimentación, una rutina de cuidados capilares errónea... Las causas del cabello mixto son tan diversas que los cuidados capilares no siempre son la única manera de tratarlo. Lo mejor es revisar tu estilo de vida para reequilibrar tu cuero cabelludo a largo plazo.