vianivelarencia / INSTAGRAM

Pelo: 8 trucos de experto

Tres reconocidos estilistas nos dan los trucos para rejuvencer tu rostro a través del peinado: elige un buen corte, opta por el flequillo, escoge bien el color...

Olga Tarín

La estilista Yolanda Aberasturi, experta en peluquería, con dos salones en Bilbao y otro en Getxo; Lluís Llongeras, reconocido estilista, y Eloy Molina, estilista de la firma Moroccanoil nos ofrecen estos consejos prácticos para que cuides y estudies tu pelo.

1. Lo que rejuvenece el rostro es un buen corte de pelo adecuado a tu estilo y fisonomía. Un corte a medida es capaz de afinar una cara cuadrada o equilibrar el volumen de un rostro delgado.

2. "Un truco de estilo que utilizo mucho es recortar muy poco –casi nada– algunos cabellos de la frente," nos explica Lluís Llongueras.

3. El color debe estar en consonancia con el tono de la piel. A los cutis claros les quedan bien los colores cobrizos y rubios claros; a las pieles oscuras, los tonos avellana.

4. No hay nada que envejezca más que un pelo quemado. Para mantener un cabello saludable es necesario nutrirlo con serums y mascarillas.

5. Un buen flequillo que disimule las arrugas de la frente puede ser tan efectivo como una inyección de bótox.

6. Cuando pienses que te has aclarado el pelo ¡vuélvetelo a enjuagar! Cuando el champú se queda en el cuero cabelludo provoca escamaciones y sensación de apelmazamiento. Es necesario eliminar todos los restos de producto para conseguir volumen y suavidad.

7. Una buena melena transforma nuestro look. Si llevas extensiones, extrema sus cuidados en primavera y verano. Para lavar el cabello empieza a mojarlo de manera gradual, nunca de golpe; así evitas que se apelmace. Utiliza champús, acondicionadores y mascarillas de calidad. Cepilla el cabello empezando por las puntas y sube, poco a poco, hacia arriba. Aprovecha el buen tiempo para secar el pelo al aire libre. ¡Estará perfecto!

8. La radiación solar envejece tu piel ¡y tu pelo! Sobre todo, si usas coloración, protégelo con productos con un SPF elevado, es la forma de conservar el brillo, la suavidad y el color intactos.