Doña Letizia fascinó con su corte bob.

Los pros y los contras de la melena 'bob'

Amaya Lacarra | Woman.es

Fue una sorpresa para todos: Doña Letizia apareció en la primera edición de los Premios Woman con un nuevo corte de pelo: el bob. Con un efecto extra liso y un lateral detrás de la oreja, el resultado fue, para casi todos, favorecedor. "Al tener el rostro alargado le favorece un poco de flequillo sobre la frente o bien con raya muy marcada y de lado, que es como optó por llevarlo en esta ocasión", nos cuenta Víctor Latorre, Hair Colorist en Art Lab Salon.

Pero, ¿cuáles son las mayores ventajas de este hair look? ¿Y los inconvenientes? ¿Cómo te quedaría a ti? Hablamos con el experto... y te lo contamos todo.

Cuatro grandes ventajas del corte bob

1. Su versatilidad.
Según el experto Latorre, lo primero que hay que tener en cuenta es que se trata de un corte muy versátil, que da mucho juego con los flequillos, rayas y capeados y por tanto, es fácil que favorezca en casi todos los tipos de rostros. Eso sí, debes tener en cuenta una serie de consejos según sean las líneas de tu cara para dar con esa variante de corte bob que encaja a la perfección vaya contigo. Te damos las pistas para que lo descubras:

- Rostros ovalados.
Si ésta es tu forma, has dado con tu peinado perfecto. "Cualquier tipo de bob te favorecerá así que puedes elegir el el que más te guste", dice el estilista.

- Rostros alargados.
Las ondas y el flequillo serán tus aliados. "En este caso, se debe jugar con el peinado: hay que optar por ondas para que éstas rellenen la zona lateral del rostro y se vea ligeramente más ancho. También es aconsejable realizar algún tipo de flequillo ladeado ya que este acortara ópticamente las facciones", nos cuenta Víctor Latorre.

- Rostros cuadrados.
Tu mejor opción será desfilar: "lo más favorecedor es dar movimiento a la parte más cercana a las mejillas, de este modo suavizaremos la angulosidad de este rostro", afirma.

- Rostros redondos.
¿Éste es tu caso? El truco está entonces en peinártelo de forma lisa. "Así ayudarán a alargar las facciones", añade Latorre. "También es importante huir de los flequillos rectos ya que estos aportarán más redondez. Si se opta por no usar flequillo la raya en medio será la aliada, ya que se verán mas alargadas las facciones", termina.

- Rostros triangulares.
El movimiento también será en este caso tu recurso para lucir el bob que mejor va contigo: lánzate a las capas ligeras para jugar con el volumen. Y un consejo de experto: "tienes que evitar peinarlo con volumen en los laterales, ya que ésto podría hacer que se acentuase el ángulo del óvalo", puntualiza.

2. Ahorro de tiempo.
Una grandísima ventaja es que a la hora de hacer el lavado en casa, te costará mucho menos tiempo. "¡Realmente se nota!", confiesa Latorre.

3. Un plus de sofisticación.
Uno de las características de este corte es que descubres tu nuca, un gesto muy femenino y sofisticado. "Al llevarla despejada, hará que tu cuello se vea más estilizado y alargado con lo cual, tu perfil se verá mucho más elegante", nos dice.

4. En modo práctico.
¿Qué ocurre si optas por este corte en los meses más fríos? ¿Y en los de calor? En el primer caso "evitarás que se enrede en la zona de la nuca con los abrigos y bufandas y perder mucho tiempo con el secador", apunta nuestro especialista. "Si por el contrario lo cortas en los meses de más calor notarás un gran alivio en las cálidas noches veraniegas", destaca.

Después de conocer todas estas virtudes del estilo bob, nos cuesta creer que haya alguna característica negativa. Pero sí, también las hay. "Hasta ahora todo parecían ventajas con el bob, pero debes tener en cuenta otras cosas que pueden ser decisivas a la hora de realizarte el corte", nos advierte Víctor Latorre. ¡Sigue leyendo!

1. De nuevo, el tiempo.
¿De cuánto tiempo dispones o estás dispuesta a invertir para peinarte el cabello? Estas son las dos preguntas que debes hacerte en primer lugar antes de dar el paso. "Este corte requiere peinado obligatoriamente, salvo que tu textura natural sea una onda grande o un cabello liso. Si eres de las que no dispone de este tiempo, el bob no es para ti", nos dice con seguridad nuestro especialista.

2. Retoques... casi continuos.
Si quieres mantener la 'magia' del bob como el primer día, debes tener en cuenta que se trata de una opción que enseguida que crece un poco, pierde su forma original y por tanto, su mayor 'gracia' y por ello, retocarlo cada seis o sietes semanas es lo idóneo. ¿Un consejo de experto? "Si quieres que tu corte se vea más bonito, puedes optar por realizar en él unas babylights, si tu base es oscura opta por tonos amarronados, como los avellanas, caramelos, y si tu base es más rubia puedes arriesgar y hacerlos en tonos más dorados, los vainilla o miel serán perfectos". El resultado, aportarás luminosidad, dará movimiento y relieve al corte.

3. Firmeza y seguridad, ante todo.
Un último factor sobre el que reflexionamos con nuestro estilista, es asumir que para lanzarte al bob, sobre todo como el de Letizia (con líneas muy marcadas y arriesgadas) tu decisión debe ser firme. La mayoría de chicas que realizan este tipo de corte "suelen ser personas con carácter, muy seguras de sí mismas y con personalidad", certifica Latorre según su experiencia. Pero no te preocupes, también hay otras opciones más light: "también hay hueco para las chicas mas tímidas e introvertidas, ellas suelen optar por líneas más neutras, discretas y suaves, acordes con su personalidad", apunta.

Y tú, ¿de qué lado estás?