¿Liso u ondas ochenteras?

Son las propuestas de Cebado para este otoño-invierno.

Susana Fernández

La tendencia... El corte dibuja la forma
La inspiración ochentera que aporta Cebado busca la suavidad trabajando un corte a base de mucha definición, cortado a tijera con escalados compactos y una base deconstruida. El cabello gana movimiento, soltura y no pesa. Lavar y secar el cabello con una toalla de microfibra que absorbe mejor la humedad. A continuación aplicar el producto adecuado para alisar, dar volumen o fijar una forma. Secar y ¡listo! El corte marca el peinado sin más.

Liso working
Un cabello liso natural, con un corte muy estructurado en el frontal, solo precisa lavar, secar y ladearlo, fijando la raya a un lado o centrada para transformar el estilo. Truco de estilo: El spray fijador levanta la raíz y deja el pelo más airoso.

Ondas ochenteras
Siguiendo la pista a ese estilo que arrasó en los 80, las melenas esta temporada se peinan combinando cabellos lisos, ondulados o más rizados, dejando las capas superiores completamente lisas, para empezar a dar movimiento a partir de medios a puntas en función del largo del cabello. Las ondulaciones son muy abiertas y casuales, para imitar el gesto natural de los cabellos. Se trabajan sin forzar el resultado y así evitamos las melenas de diva, excesivas, teatrales de aire anticuado. Truco de estilo: la espuma moldea y con un toque de plancha se marcan las ondas.

Y para ellos, tupé en forma
El toque maestro que cambia el estilo es el tupé y toda la creatividad se centra en reinterpretar los 80 con el toque del siglo XXI. Truco de estilo: el gel da un acabado húmedo y deportivo, la espuma moldea, ondula y espesa en seco, mientras que la cera da precisión al gesto.