Cuida tu pelo y tu piel bajo la nieve

Los expertos dicen que este año habrá una buena temporada de esquí, aunque hay quien prefiere tumbrase al sol de la alta montaña. Sea como esa, el cabello y tu piel afrontan el reto del frío, del viento... Cuidados básicos.

Susana Fernández

Para tu cabello, ahí van los cuidados de los expertos de Cebado:

Prevención. Una semana antes, prepara el cabello utilizando champú, mascarilla o acondicionador de acción nutritiva si tu cabello es seco, o hidratante si tiende a graso. De esta forma eliminaremos la sequedad que puede preceder a la alta montaña, llegando a las pistas de esquí con el cabello en óptimas condiciones
Protección. Bajo el sol de altura. Conviene rescatar nuevamente los productos solares, porque su fórmula está elaborada para proteger el cabello de la radiación ultravioleta con filtros UVA y UVB. Estos productos protegen al cabello de la acción solar intensa de la alta montaña, ya que su longitud de onda es más corta y perjudica mucho más. A falta de solares, usa un aceite capilar para cabellos secos y una crema suavizante o nutritiva para cabellos grasos.
Corrección. Cuando te quitas el casco o el gorro, el cabello queda chafado, lacio, sin ritmo ni vitalidad en su movimiento. Para recuperarlo y corregir este efecto, cepilla todo el cabello con la cabeza vuelta hacia abajo y aplica un poco de cera de peinado con los dedos, frotando sobre las raíces para despegarlas.
Mimo. La técnica de secado. Si a pesar de todos los cuidados, el peinado y el estilo no se recupera, lo mejor es lavar el cabello con un champú con potenciador de volumen y luego aplicar para el secado una espuma de volumen. Recuperarás el estilo de inmediato.

Información Centros Cebado. Tel. 902 142 444.

Cuidados para la piel de tu rostro
Las bajas temperaturas junto con el viento, que azota la cara en el telesilla y en los descensos por las pistas, deshidratan la piel y provocan un efecto de congelación que hace que la epidermis se sensibilice y se vuelva más vulnerable ante las agresiones solares. Un rostro congelado sin protección solar se convierte a las pocas horas en una cara enrojecida y más tarde en un rostro quemado. Por eso es vital aplicar una crema con elevado protector solar. Concretamente, cada 300 metros las radiaciones ultravioletas aumentan su efecto dañino en un 4%, esto quiere decir que a 3.000 metros el sol es un 40% más peligroso que al nivel del mar.
¿Algunas recomendaciones?
Protection Solaire Grand Ecran de Sisley. Tratamiento solar para el rostro, con SPF 30 alta protección, para todo tipo de pieles.
Sun Creme FPS 50+ Dry Skin de Eucerin. Crema solar sin perfumes, indicada para pieles secas y adecuada para personas con dermatitis atópica y post-tratamientos peeling.
Otra de las zonas que sufre las bajas temperaturas son los labios. Aplícate constantemente un bálsamo labial como el de Reparación inmediata de nariz y labios (enriquecido con glicerina), de Neutrogena.

El plus... Si todavía no has utilizado un sérum, quizá estos días sea el producto beauty más adecuado, ya que su fórmula concentrada con ingredientes activos aporta a tu piel, en dosis más elevadas que una crema habitual, la hidratación y nutrición que necesita. Puedes aplicarlo por la mañana y por la noche. Apitiva ha lanzado unos serums naturales: hidratación, antiarrugas, resplandor y firmeza. Preciadas gotas de belleza con un resultado inmediato (35 €, cada uno).