Izabel Goulart luce melena | GTRES

Cuatro trucos que hacer hoy, para una melena espectacular mañana

Hay cuatro trucos que puedes hacer esta noche para que mañana tu pelo parezca de peluquería. Te contamos cuáles son. 

Diana Matilla | Woman.es

El sueño de toda persona es levantarse por la mañana con el pelo perfecto, una tarea bastante difícil. Si entre tus metas está que suene el despertador y seas capaz de decir 'I woke up like this' toma nota de estos consejos, que harán tu rutina mañanera mucho más sencilla. 

La almohada importa. Sí, has leído bien. La almohada tiene un papel muy importante en el mantenimiento de tu pelo. Usa una funda de satén y no de algodón por la noche. Tu melena te lo agradecerá. Para que la hidratación se mantenga y el encrespamiento no te mantenga horas y horas delante del espejo, sigue este consejo. Además, el satén le aportará a tu ropa de cama un toque mucho más 'glamuroso'.

Ondas sin esfuerzo. Para conseguir unas ondas suaves y naturales solo hay que seguir unos sencillos pasos. Lava tu cabello por la noche y aplicále algún producto para que peinarlo sea más  fácil. Seca tu melena con el secador y trénzala. Para unas ondas no muy marcadas haz solo una trenza, pero si quieres unas ondas definidas, divide tu melena en secciones pequeñas y haz trenzas en cada apartado. Por la mañana deshaz el recogido y conseguirás unas ondas de surfera sin esfuerzo. Ahora, lo único que queda por hacer es aplicar un poco de laca, para que el estilismo dure todo el día. 

 

Cuando no te lo esperas. Ese, es el momento perfecto ✨

Una foto publicada por Paula Ordovás (@mypeeptoes) el

Aceites esenciales. Evita que tu melena se rompa y enrede aplicando aceite de argán. Después de la ducha y con el pelo húmedo, cepilla tu melena y ponle una generosa cantidad de aceite. Después cepíllalo y envuélvelo en un pañuelo de seda mientras duermes. Uno de los mejores tratamientos nutritivos, sin duda.

Si tu pelo necesita una atención extra, prúeba una mascarilla de aceite de coco durante la noche. Aplícala de raíces a puntas y recoge tu pelo en un moño. Lava tu melena por la mañana -según tu tipo de cabello, puedes necesitar dos lavados para retirar el aceite por completo- y conseguirás que tu pelo luzca suave y sedoso con muy poco esfuerzo. 

Volumen a primer hora. Para un volumen excepcional por la mañana, lava e hidrata tu melena, y cuando esté seca -pero no del todo- recógela en un moño. Por la mañana, tu cabellera tendrá muchísimo volumen y parecerá que la has secado con el secador durante horas. 

Siguiendo estos sencillos 'tips' será muy rápido arreglarte por la mañana. Tu rutina 'beauty' te llevará poquísimo y tu cabellera te agradecerá estos mimos que no cuestan nada.