Alessandro Zeno / IMAXTREE

Estos son los cinco cortes de pelo que te facilitarán la vida por las mañanas

Si te encanta quedarte un poquito más en la cama por las mañanas, no lo dudes, estos looks te lo ponen fácil. Cinco estilos que cumplen el sueño de muchas de nosotras: salir a la calle sin tener que peinarte. 

Cristina Martín Frutos | Woman.es

Retomar las costumbres con la llegada del nuevo curso nos cuesta siempre un poquito. Por no hablar de saltar de la cama en cuanto suena la alarma del móvil... ¿A quién no le apetecería quedarse diez minutitos más remoloneando entre las sábanas? Por eso, y porque cuanto más evitemos las herramientas de calor, mejor, existen cortes de pelo que vienen para hacernos la vida más fácil. "El secreto para no tener casi que peinarte es conseguir un corte que se adapte a la forma de tu cara -para que te ayude a potenciar o disimular tus rasgos- y a la textura del cabello. Ir a favor de lo que la naturalreza nos ha dado hará que el tiempo que le dediquemos al peinado sea el menor posible", revela Beatriz Guerrero, CEO de Ángela Navarro. 

Otro factor a tener muy en cuenta, recuerda Beatriz, son los remolinos. "Los de la coronilla, nuca y frente, pues van a condicionar la dirección que tomará nuestro pelo", advierte. Una vez que tengas claro esto, solo te queda elegir el estilo. Está claro que para olvidarte de secadores, planchas, cepillos o tenacillas es importante que la medida más larga quede a la altura de los hombros (de ahí para arriba, hay vía libre). Solo las que cuenten con ondas naturales, volumen, pero no demasiada cantidad podrán permitirse el lujo de llevarlo más largo. Además, es importante encontrar el producto de styling que te hará la vida más fácil en estos días de vuelta al cole. Si tienes rizos, apuesta por algún sérum o loción para refrescarlos entre lavados; los acondicionadores leave-in darán vida a los cabellos más secos y el champú seco puede salvarte la vida si ni siquiera te da tiempo a lavar tu melena. Con estos tips sobre la mesa, solo te queda elegir tu corte. Aquí tienes cinco propuestas para inspirarte y con las que descubrirás que ese sueño de salir a la calle sin peinarte ¡existe!

Valentina Valdinoci / IMAXTREE

1. Clavicut: la medida perfecta

El clavicut, o corte a la altura de la clavícula, cuenta cada día con más seguidoras porque, además de versátil, se mantiene en esa delgada línea entre lo clásico y la tendencia. De hecho suele ser una solución muy práctica para las que quieren dejar atrás la melena XXL, pero no se atreven con un corte más extremo. De igual manera, es la opción idónea para quienes se han hartado de medidas más justas y quieren coquetear con el largo sin perder comodidad.  "Por lo general esta media melena tiene un efecto rejuvenecedor evidente. Pero, si además a esta largura le añades capas, el pelo ganará movimiento y mucha personalidad, siendo una de las opciones más favorecedoras de vuelta a la oficina, reuniones y eventos importante", explican desde Jean Louis David. Entre sus mejores candidatas: aquellas con cabello fino, con falta de volumen y consistencia. "Para no generar el efecto contrario es importante que las capas sean finas y no estén muy marcadas", advierten desde estos salones. También puedes optar por unas capas invisibles que te ayuden a controlar el volumen. En el clavicut resulta clave dar con tus productos de styling perfectos, ya que te ayudarán a que el pelo tome más movimiento y simplemente tengas que peinarlo con los dedos o con un peine de puás anchas por la mañana. 

Vincenzo Grillo / IMAXTREE

2. Con aires franceses

El french bob tiene ese 'je ne sais quoi' capaz de conquistarte, aunque no seas fan de los pelos cortos. "Recto, cuadrado y sin capas, pero con textura en las puntas hace que, tanto en liso como en ondulado, aporte un efecto de movimiento que no necesite de peines", señala Juan Carlos Córdoba, estilista del salón The Beauty Concept Hair. Funciona muy bien en cabellos finos y con algo de onda, "pero que no se 'hinchen' por el frizz", advierte Beatriz Guerrero. Además, lo recomienda para rostros anchos, o al menos, no muy alargados, "ya que la verticalidad de la capa tan uniforme ayuda al efecto óptico de alargar el óvalo facial". 


3. La opción con rizos

Juan Carlos Córdoba se refiere a este corte como jagged bob, o bob desfilado. "Ideal para cabellos rizados, se realizan capas a distintas longitudes para restar peso de las capas superiores y potenciar el rizo y el volumen, combinando con un flequillo despuntado para lograr un efecto más desenfadado y juvenil", explica. El resultado no puede ser más cómodo y apetecible, además de muy fácil de llevar. Las espumas o los sprays para rizos serán tus grandes aliados para potenciar o restar intensidad a la onda. Respecto a las facciones, la CEO de Ángela Navarro lo aconseja para rostros alargados que se verán más equilibrados gracias al flequillo. 

Vincenzo Grillo / IMAXTREE

4- Un mullet pixie, para las más atrevidas

Si buscas un cambio de los que se notan, este es tu corte. De hecho son ya varias las celebrities que han coqueteado con este estilo rompedor que cuenta con tantos fans como detractores: desde Miley Cyrus hasta Úrsula Corberó, pasando por Charlize Theron, que lo ha llevado en su versión larga. "El cabello corto es más una actitud que una cuestión de ángulos", sostiene Bea Guerrero. "Se puede "corregir" mucho el óvalo jugando con las patillas, con el flequillo y con la nuca", añade. Eso sí, por mucho contouring que se pueda hacer con este corte, funciona mejor en pelos abundantes, incluso un poco ondulados y con volumen que en cabellos finos. Para 'domarlo' basta con un toque de cera. 
 

Valentina Valdinoci / IMAXTREE

5. Flequillo cortina, el salvador de las melenas

Si a pesar de estas propuestas no te convence lo de pasar por la tijera, el flequillo bottleneck o cortina será tu salvación para evitar madrugones innecesarios. "Es ideal para enmarcar el rostro manteniendo la melena recta, en una sola longitud", apunta el estilista de The Beauty Concept Hair. Que opina que es un recurso "simple y efectivo para cualquier cabello".  Por su parte, Beatriz Guerrero recuerda que deberían huir de él las personas con caras muy pequeñas, "porque las achicaría más todavía". Y advierte que puede tener el efecto contrario -y tener que estar toda la mañana peinándolo- si tienes remolinos en la frente. Para todas las demás, es una solución perfecta.