Corte de pelo con flequillo.

Corte de pelo, consigue exactamente lo que quieres

¿Cuántas veces has salido de la peluquería deseando llegar a casa para mojarte el pelo, o soñando con que llegue julio y haya vuelto a crecer? Sigue estos consejos y la próxima, habrás dado en el clavo.

Amelia Larrañaga | Woman.es

Fototeca capilar: El primer paso es definir tú misma qué es lo que quieres. Cuando veas estilos que te gusten en las revistas o las webs, recorta o guarda. Tendrás tus preferencias a mano cuando te sorprenda el deseo de cambio.

No temas llevarlas a la pelu: «El recurso de la foto sigue funcionando muy bien. Es la mejor herramienta para el peluquero, aunque es vital que sepa escuchar», afirma Cristina Cebado, directora de Comunicación e Imagen de Peluquerías Cebado.

Informa al estilista de todos los detalles: Muéstrale tus remolinos, explícale cómo se comporta tu pelo con la humedad y cómo lo arreglas a diario (si utilizas casco, si sales con el pelo mojado...) Esta información es básica para un buen resultado.

Marca los límites: «Casi siempre se comunica más con el “no” que con el “sí” y en peluquería, el concepto “largo” comienza a partir del hombro. Hay que tenerlo muy en cuenta para aclarar la longitud que deseamos», dice la experta.