Marion Cotillard, con melena lacia y extra lisa, por encima del hombro, y puntas suavmente bucleadas.

Corta por lo sano: adiós a la larga melena

Este otoño-invierno se acortan. ¿Quieres ir a la última? Medida midi (por el mentón), long bob (por el hombro) o pixie (sólo para atrevidas).

Susana Fernández

Sabemos que cuesta despedirse de una melena larga y cuidada, pero no hay nada psicológicamente más gratificante que vernos diferentes, cambiar de look, y para ello qué mejor que un corte de pelo. Tampoco te planteamos un cambio radical.

La media melena es un clásico (ahora la llaman "long bob"), causó sensación en verano y sigue arrasando este otoño. Es un corte muy práctico porque, por su longitud, te puedes hacer recogidos, coletas, trenzas... y se adapta a todas las naturalezas del cabello: puedes llevarlo con y sin flequillo, extraliso o dejar que se ondule de forma natural, al estilo de Alexa Chung.

Hay quien le resta algunos centímetros y la deja por encima del hombro, desfilando al máximo las puntas para aportarle un plus de movimiento. Es el caso de las tops Natalia Vodianova o Anja Rubik. Un corte súper camaleónico pues te permite un efecto wet o recogidos suculentos, como muestran los looks de Marion Cotillard.

Pero si te has quedado corta y te apetece dar un paso más, prueba con la melena midi: a la altura del mentón, con una pequeña progresión hacia delante y las puntas muy trabajadas (texturizadas). También hay versiones más capeadas con las puntas rotas por detrás. Sea como sea, es un corte muy sofisticado, adorado por los que entienden de moda (léase Karlie Kloss) y muy fácil de mantener (exige un repaso, aproximadamente cada dos meses). Tan solo ten en cuenta tus facciones a la hora de elegir el ángulo del corte. Y si quieres darle un efecto despeinado, utiliza productos volumizadores y seca al natural, con los dedos. A nivel de coloración, se llevan los tonos planos, que darán a tu melena un extra de brillo.

¿Quieres más? Inspírate en Coco Rocha, Anne Hathaway o la reciente Jennifer Lawrence y súmate al pixie, un corte para chicas con sobrada personalidad que nos recuerda a aquellos maravillosos 80, sobre todo todo si le sumas un ligero tupé y volumen en las raíces. Si optas por el liso, dale más peso en los laterales y ladea el flequillo.