María Fernández Rubíes ahora es pelirroja. | Instagram @jesusdepaula

Este es el color de pelo que causa furor este año y el cambio de look de María Fernández-Rubíes así lo confirma

¿Te atreves a teñir tu melena siguiendo las tendencias? La influencer lo ha hecho y el resultado es realmente sorprendente.

María Aguirre Álvarez

El pelirrojo está de moda. No es que lo digamos nosotras, es que es más que evidente que la que podríamos bautizar como "fiebre ginger" está por todas partes. Hagamos repaso: Zendaya, Kendall Jenner y Sydney Sweeney son solo algunos ejemplos que nos vienen a la cabeza de primeras, a los que podríamos sumar más recientemente el cambio de look de Aitana en nuestro país y el de la influencer María Fernández-Rubíes que acaba de sorprender con este color de pelo hace tan solo unas horas.

Esta última se ha puesto en manos de su amigo Jesús de Paula, colorista de Wella Professionals, quien ha confirmado en sus redes este auge del que te hablamos: "Los pelirrojos también causarán furor en 2022. Desde los cobrizos oscuros con toques rubios a los rojizos que aportarán más dimensión a la melena. Y para las más atrevidas, el rojo fuego será rompedor esta temporada". 

La clave de este color está en saber elegir el matiz que más se amolde a tu color de piel para potenciar los rasgos faciales. El que más se lleva según cuentan los salones Blow Dry Bar es "el “strawberry blonde”, a caballo entre el rubio con matices anaranjados y el cobrizo más intenso. Apuesta segura si estás pensando en un cambio de imagen", cuentan. "Es muy fácil de llevar y posee reflejos anaranjados que se difuminan sobre una base castaña o morena para un resultado sobrio y elegante", apuntan desde Jean Louis David. 

Es lo que también ha sido bautizado como "copper post-pandemic", el cual, tal y como asegura Eduardo Sánchez, de director de Maison Eduardo Sánchez, "resalta enormemente las facciones y se puede adaptar a las facciones o el tono de piel y de ojos con diferentes reflejos o, incluso, modular la intensidad". Además, incide, "es recomendable que la base natural sea clara porque si partimos de una base de cabello oscura será muy difícil conseguir un cobre vivo". 

Los profesionales de Jean Louis David señalan además otras tonalidades interesantes para apostar por el rojo como son el pelirrojo claro, el pelirrojo irlandés o el rubio veneciano, el cual se sitúa a medio camino entre el pelirrojo y el rubio original y poco usual. "Se caracteriza por esos reflejos cobrizos y dorados que le confieren todo su carácter" y es ideal "para realzar las pieles lechosas y muy pálidas" además de combinar "de maravilla con los rostros bronceados creando un bonito equilibrio".

Alto mantenimiento

Está claro que el resultado es una melena llena de luz y vitalidad pero tiene un gran contra el pelirrojo y es el alto mantenimiento que requiere. "Este tipo de cabello es muy sensible a fenómenos como la contaminación, el polvo, el humo del tabaco... Si no se cuida bien, tiende a cambiar su tono, perder brillo y a deshidratarse con el paso del tiempo", recuerdan los especialistas de Blow Dry Bar.

Se necesita, por tanto, seguir un tratamiento específico con productos cuyas fórmulas posean agentes que eviten que el color se quede opaco, apagado o amarillento, y seguir las recomendaciones de tu estilista de confianza sobre el tiempo que debe pasar entre una sesión y otra de peluquería para los retoques.