@haileybieber / INSTAGRAM

El color de pelo castaño conquista a las famosas (y a nosotras)

Billie Eilish, Gigi Hadid o Hailey Bieber son algunas de las últimas en cambiar el rubio por el brunette. Una tendencia práctica y muy natural que arrasará en 2022. ¿Te unes al club de las melenas castañas? 

 

Cristina Martín Frutos | Woman.es

Durante mucho tiempo el pelo castaño se ha relacionado con aburrimiento, monotonía, discreción... Si tenemos en cuenta que dos de cada tres españolas tienen el cabello oscuro de forma natural, pero muchas de ellas apuestan por o bien aclararlo acercándose al rubio o bien oscurecerlo, para simular un tono negro, diríamos que la gama de marrones no parece gustarnos demasiado. Sin embargo, algo está cambiando en este sentido. Cada vez son más las celebrities que se pasan al brunette. O, mejor dicho, vuelven a su color natural, ya que, como apuntaban los datos que te comentábamos (arrojados por L'Oreál Professionnel), la mayoría de cabelleras rubias, negro azabache o pelirrojas antes eran castañas. La top Hailey Bieber inauguró la tendencia el pasado otoño. Pero lo llamativo -sobre todo en ella que ha pasado por el pelo rosa, melocotón etc- es que aún mantiene este color. Muchas otras han seguido sus pasos capilares, como Gigi Hadid, con un marrón rojizo; Florence Pugh; Drew Barrymore, Maya Hawke, Chloë Sevigny o la camaleónica Billie Eilish

Estos cambios de look, más allá de ser una tendencia, esconden diversos motivos. Su comodidad es evidente. No requieren tanto mantenimiento como los rubios o cobrizos. Y, además, es muy fácil disimular en ellos el "momento raíz". Otro punto a su favor es que sientan bien a cualquier tono de piel y tienen un marcado efecto rejuvenecedor. Y. por último, los brunettes encajan a la perfección con el momento que estamos viviendo. El confinamiento nos hizo darnos cuenta de que el tinte del pelo o la manicura perfecta no eran tan importantes. Un tono como el castaño permite que el cabello se vea saludable, bonito, pero sin volverse loca para conseguirlo.  

Eso sí, no vale cualquier castaño. Iluminarlo resulta clave. "La mejor opción es hacerlo con unas mechas balayage en tonos caramelo o avellana que aportan luz y movimiento", señala Ana María Cabello, estilista del salón Menta Beauty Place de Plaza Castilla (Madrid). A este marrón con movimiento -alejado del clásico chocolate en bloque- se le conoce como expensive brunette. "Es un color profundo y sostenido en el tono base en el que se trabajan, de medios a puntas, reflejos sunligth en tonos dorados y marrones fríos entremezclados", aclara Eduardo Sánchez, director de Maison Eduardo Sánchez. El resultado es un efecto ideal para el invierno."Es muy importante adaptar el trabajo al tono de piel, los ojos y a la base para lograr ese efecto de melena saludable y brillante", añade. Para mantener el efecto en casa, basta con utilizar champús sin sulfatos que respeten el cabello y acondicionadores con o sin aclarado, o mascarillas que aporten hidratación. 

Si buscas referencias, además de las ya citadas (entre las que Hailey es la reina), las melenas castañas más bonitas para que puedas copiar son las de Emily Ratajkowski, Sara Carbonero, Eva González o Mandy Moore. ¿Te apuntas al club?