5 trucos para usar el acondicionador correctamente

Woman.es

Te interesa:

· ¿Qué pasa si dejas de usar champú?

· Consejos de experto: trucos para cuidar el pelo teñido.

· Encontrar el color de tinte perfecto es posible.

 

Para empezar: ¿sabías que estabas usando mal el acondicionador?

Hablamos en pasado porque contamos con que, a partir de ahora, apliques todos los consejos y aproveches al máximo las ventajas de esta poderosa herramienta para cuidar tu pelo. Toma nota y conseguirás sacarle todo el partido...

1. Úsalo solo cuando lo necesites

A veces abusamos de él, y tu pelo te lo dirá claramente. Vale, no con palabras, pero puedes mirarlo para entenderlo. Si está seco o muy dañado, úsalo cada vez que te laves el pelo. Si está normal y con puntas algo dañadas, bastará con 3 ó 4 veces por semana. Si está graso, bastará con utilizarlo solo muy de vez en cuando y cuando esté muy enredado.

2. Echa una cantidad justa

Que debe medir como una nuez si tienes el pelo largo, media si lo tienes corto, ¡o incluso menos! Poner más cantidad no es mejor, de hecho es, más bien, peor, porque es más probable que dejes residuo en el pelo que lo que hace es estropearlo y hacer que aparezca grasa antes.

3. Aplícalo donde debes

La parte más seca del pelo son las puntas, así que no hay necesidad de expandirlo por toda la cabeza. De hecho, en el cuero cabelludo dejará, posiblemente, aún más residuos.

4. Antes del champú

Como lo lees. En Norteamérica están revolucionados con esto porque cambia totalmente la manera en la que hemos utilizado el acondicionador hasta ahora pero tiene un sentido: ¿recuerdas el punto 2, cuando decíamos que dejar residuos en el pelo no era conveniente? Pues si primero aplicas el acondicionador y luego el champú te aseguras un doble acabado, así evitas ese problema...

5. Caliéntalo

Ponlo un rato debajo del agua caliente de la ducha, pues será más efectivo y se absorberá mejor (no hace falta pasarse, con que esté hasta 35º será suficiente)