@songofstyle / INSTAGRAM

4 alimentos para luchar contra el estrés de la Navidad

Paola Lei | Woman.es

¿Las navidades se presentan guerreras? ¿Con grave riesgo de estrés, guerras frías familiares y mucho, mucho movimiento? En este caso puedes tranquilizar tu mente ayudándote con algunos alimentos que te convertirán en esa persona flexible, sabia y de infinita mano izquierda que sabe gestionar a todos los parientes que amenazan con sentarse en su mesa estas navidades.

1. Pomelos

Tienen mucha vitamina C y son un paquete completo antiestrés. Te ayudarán a lidiar con el drama que suele aflorar por estas fechas. En un estudio publicado en la revista Psychopharmacology, un equipo de investigadores alemanes comprobó que las personas que consumían mayor cantidad de vitamina C antes de someterse a una situación de estrés tenían una menor concentración de cortisol, la hormona del estrés, en sangre.

2. Avena

Un buen estado de ánimo depende de los carbohidratos que ingieras. La serotonina, el neurotrasmisor que mejora el estado de ánimo, viene del aminoácido triptófano que necesita de los carbohidratos para llegar al cerebro, según explica Judith Wurtman, autora del libro La serotonina: El poder de la dieta. Los carbohidratos refinados que abundan en los pasteles y postres navideños te van a elevar la insulina en sangre pero no tienen un efecto beneficioso sobre tu estado de ánimo, por eso esta experta recomienda consumir avena, que contiene carbohidratos más saludables y fibra en las cantidades adecuadas.

3. Manzanilla

Una infusión de manzanilla será mano de santo. Un estudio reciente de la Universidad de Pensilvania ha demostrado que los adultos diagnosticados con un trastorno de ansiedad generalizado mejoran cuando beben durante 8 semanas una infusión de un extracto de camomila. Otro trabajo de la Universidad de Maryland apunta que la manzanilla promueve el sueño y te ayuda a dormir en situación de estrés.

4. Almendras

Son ricas en vitaminas E y B, capaces de proteger tanto tu humor como tu sistema inmunológico. Un puñado de almendras representa el 20% de la ingesta recomendada de magnesio, un nutriente muy útil para luchar contra la fatiga e incluso,  las migrañas.