Karlie Kloss es la imagen de Very Good Girl desde el 2016 | CH

Very Good Girl Glam, un perfume más intenso y sensual

La nueva fragancia de Carolina Herrera desemboca una feminidad aún más refinada y sofisticada que su versión original

Redacción

Inspirada en el sabor intenso de la cereza y con matices que evocan a una vaina natural de vainilla, llega la nueva fragancia de Carolina Herrera: Very Good Girl Glam. Se trata de una interpretación innovadora del perfume original lanzado en el 2016: Good Girl. Conocido por su frasco en forma de stiletto, esta fragancia ha sido desde sus inicios un símbolo de sofisticación femenina. Ahora, la nueva versión del perfume, creada por los perfumistas Quentin Bisch, Louise Turner y Shyamala Maisondieu, apuesta por tonos más sensuales y por el brillo de la purpurina que envuelve el frasco que desemboca en una feminidad aún más refinada. Además de la cereza y la vainilla, la estructura olfativa de Very Good Girl Glam está compuesta por un toque amaderado que sirve para dar unidad y cohesión a los ingredientes principales.

Con el apoyo de mujeres referentes

Karlie Kloss sigue siendo la embajadora de la fragancia de Carolina Herrera desde su lanzamiento. Ahora, en la nueva campaña mundial de Good Girl Kloss comparte protagonismo con modelos como Precious Lee, Dilone, Ash Foo y Olivia Vinten; y talentos emergentes como las activistas Cameryn Ruby, Georgia Pratt y Jaycina. Todas ellas aparecen en un video dirigido por Charlotte Wales, fotografías de Nathaniel Goldberg y estilismo de Carlos Nazario, en las que se muestran en distintas escenas rabiosamente urbanas, mostrando varias facetas de lo que significa vivir sin pasar desapercibida y lucir el poder que hay dentro de cada una.“Esta campaña consigue reunir a mujeres increíbles a las que admiro y respeto profundamente, y estoy encantada de aparecer junto a estas extraordinarias Good Girls”, destacó Kloss tras el lanzamiento.  

Precious Lee es una de las protagonistas de la nueva campaña de Very Good Girl Glam | CH

Todas ellas muestran una faceta distinta. La modelo Precious Lee, que se considera una “radical del amor propio”, aporta exuberancia y dinamismo en esta primera campaña con Carolina Herrera. Por su parte, Dilone deja patente su fuerte personalidad: pese a las presiones estéticas en la industria, la modelo neoyorquina siempre se ha mantenido fiel sus rizos y a su esencia. Por último, Ash Foo representa la cara luchadora de la campaña. La modelo de origen asiático superó su batalla contra el cáncer y se ha convertido en un ejemplo y una inspiración en el mundo de la moda. Desde hace años, Karlie Kloss lucha para visibilizar a mujeres y empoderarlas en sectores con poca representación femenina. Un ejemplo es el proyecto Kode with Klossy, que pretende animar a chicas entre 13 y 18 a introducirse en el mundo de la programación.

Un perfume fruto de la innovación

Para reinventar el proceso de extracción habitual, los perfumistas aplicaron por primera vez el 'upcycling' al agua de rosas, que normalmente habrían desechado, y volvieron a extraerlo. Así, no solo lograron evitar destilar una nueva cantidad de flores, sino que también descubrieron una gama de tonalidades distinta a la que ofrece el aceite esencial. Además, en la misma línea sostenible, el vetiver empleado en esta fragancia es el resultado de un programa llamado Sourcing for Shared Value, que busca formas más éticas de cultivar y cosechar esta planta, protegiendo al mismo tiempo a las personas que trabajan en los cultivos a través de inversiones en educación e infraestructuras.

La familia Very Good Girl crece con una nueva versión del perfume: Very Good Girl Glam | CH

Desde que se materializó por primera vez en 2016, el frasco en forma de stiletto de Good Girl ha sido un símbolo de sofisticado empoderamiento femenino. Interpretado en un rojo de alta intensidad en la primera fragancia Very Good Girl, en Very Good Girl Glam este tono sensual se vuelve más profundo y se baña en un océano de purpurina que desemboca en un reino de feminidad aún más refinada. Este detalle lleno de glamour fue el detonante creativo que emplearon los perfumistas Quentin Bisch, Louise Turner y Shyamala Maisondieu para evocar la ilusión de una reluciente nota frutal y roja: la cereza, naturalmente.

Se trata de una evolución fascinante respecto a la jugosa fluorescencia de la grosella en Very Good Girl. “La tonalidad de la cereza es mucho más profunda y considerablemente más intensa”, explica Quentin Bisch. “Incluso en el aspecto visual la cereza tiene una faceta misteriosa y lacada, y extrae matices brillantes de los rojos y rosas más oscuros y profundos”. Una interpretación literal y explosiva de un color que remite inevitablemente a la fuerza interior de la mujer.

Esta profundidad se intensifica a través de una nota de fondo de vainilla, desarrollada casi como una experiencia multisensorial que evoca el interior de una vaina natural de vainilla. Con sus contrastes dulces y salados, encapsula la dualidad de Good Girl que está presente en todas las fragancias de la familia.