ISTOCK

5 razones por las que empezar a usar probióticos más allá de las digestivas

Los probióticos son mucho más que 'bichitos buenos' que encontramos en los yogures, y estos motivos lo demuestran.

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

Desde hace algún tiempo, todo el mundo habla de los probióticos. Sin embargo, no es fácil entender lo que son realmente. Hoy te explicamos 5 cosas que hay que saber sobre los probióticos para entender por fin de forma y sencilla qué son y por qué son tan buenos para nuestra piel.

Los probióticos son microorganismos vivos que tienen un efecto beneficioso para nuestro cuerpo Se habla mucho de las bacterias "buenas", especialmente de los "lactobacilos", y normalmente los ingerimos en alimentos que los contienen o bien como suplemento alimenticio en cápsulas. Sin embargo, hoy en día, también los encontramos en algunos productos cosméticos.

Sus usos son casi ilimitados

En realidad, los probióticos se utilizan cada vez para más cosas. Al principio, las tomábamos mucho cuando teníamos problemas digestivos", pero ahora que entendemos mejor la ciencia del microbioma, están empezando a desarrollar un montón de probióticos para mejorar la piel, los dientes, y hasta la zona íntima. De hecho, los probióticos son un área de gran desarrollo en medicina, y se están estudiando sus efectos contra la ansiedad, la depresión, la obesidad, la diabetes y muchas otras enfermedades inflamatorias.

Tomarlos es fácil y cómodo

Los probióticos están disponibles en diferentes formas: en cápsulas, tabletas o incluso en polvo. Sin embargo, has de saber algo importante, y es que debes mantenerlos alejados de la humedad. Y es que, si los probióticos entran en contacto con el agua, las bacterias se 'despiertan' en la cápsula en lugar de en el intestino.

Los resultados se notan bastante rápido

Los efectos de los probióticos en el intestino son bastante rápidos, aunque en el caso de los probióticos para la piel, es necesario esperar un poco más para ver resultados, concretamente entre 4 y 6 semanas, por lo que sigue siendo más rápido que en otros principios activos.

Lo importante para que hagan efecto, si se toman por vía oral, es tener en cuenta los ácidos del estómago. Así, lo mejor es tomar probióticos en ayunas por la mañana, cuando el nivel de acidez es todavía bajo. Otro aspecto interesante a tener en cuenta es que los probióticos sólo funcionan cuando los tomamos, no tienen ningún efecto a largo plazo, por lo que es necesario seguir tomándolos para seguir notando sus efectos.  

Elegir un probiótico de calidad es muy sencillo

Aunque de primeras puede ser un poco abrumador enfrentarte a elegir un buen probiótico sin tener ni idea, lo cierto es que solo tendrás que tener en cuenta un par de cosas para acertar. La primera es que elijas uno que tenga al menos 1.000 millones de UFC por cápsula. 1 UFC (unidad formadora de colonias) corresponde a 1 bacteria viva lista para reproducirse. La segunda, es comprobar si el etiquetado especifica la cepa de la bacteria (L. rhamnosus R0011, por ejemplo, en lugar de sólo L. rhamnosus). ¿Por qué? Porque dos cepas diferentes pueden efectos muy diferentes, y tenerla especificada te indica que el laboratorio ha elegido la correcta para cumplir lo que promete. 

Todo el mundo puede tomar probióticos 

Al tratarse de algo natural, no están contraindicados para nadie, y sus efectos van a ser siempre beneficiosos. Por supuesto, si estás embarazada o en periodo de lactancia, es mejor que consultes primero a tu médico antes de empezar a tomar nada, pero quitando esta excepción, son completamente seguros para todo el mundo.