Propuesta beauty de la firma Naeem Khan para esta primavera-verano. | IMAXTREE

7 formas de dar volumen a los labios y conseguir una boca sexy sin pinchazos

Unos labios jugosos y con volumen son un valor seguro que añade atractivo al rostro y una de las demandas que lleva a numerosas mujeres a las consultas de medicina estética. Pero si las agujas no van contigo, hay otras estrategias para dar una nueva dimensión a tu boca

CARMEN LANCHARES

Los labios han vuelto a coger el protagonismo que nunca debieron perder. Estamos redescubriendo, si alguna vez lo olvidamos, el poderoso atractivo de una boca bonita: unos labios con volumen, carnosos, jugosos y pigmentados, propiedades con las que no todas nacen y que, además, se van perdiendo con la edad.

Ya sabemos que la medicina estética está al quite para dar a los labios una nueva dimensión, o proyección, y las infiltraciones de ácido hialurónico son una alternativa temporal y efectiva (no la única) a la que no todo el mundo puede o desea someterse. Por mínimamente invasiva que sea, las inyecciones no son plato de gusto para muchas; y para otras, los resultados a veces desafortunados, por exceso de volumen o falta de armonía, han ejercicio de motivo disuasorio. 'No problem!'. La cosmética, con fórmulas repulpantes, y unos buenos trucos de maquillaje han llegado al rescate de quienes buscan recuperar el volumen perdido o conseguir una boca más sexy sin pasar por consulta.

Ya antes de ello, nuestras abuelas experimentaban con la vaselina, así como con esos remedios caseros que han ido pasando de boca en boca. Desde servirse de ingredientes culinarios como la pimienta, la menta, la miel o la canela (aunque nada como un toque de wasabi) para ‘irritar’ y estimular la microcirculación, hasta frotarlos con un cepillo de dientes o pasar repetidas veces un cubito de hielo por los labios, las argucias para engrosarlos se han sucedido a lo largo de la historia. También las redes se han hecho eco de estas y otras prácticas, como los famosos labios de gimnasio o lips gym, que arrasan en Tik Tok, para poner en valor nuestras bocas. ¿pero por qué recurrir a estratagemas caseras cuando la cosmética nos lo cada vez pone fácil?. Estas 7 estrategias te permitirán conseguir unos labios sexys en cuestión de minutos.

Su cuidado es lo primero. Como en la gran parte de las rutinas de belleza, la base de una boca sexy reside en dos gestos fundamentales: exfoliar e hidratar. Con unos labios suaves y jugosos, bien hidratados y nutridos ya tenemos medio camino andado.

Utiliza una fórmula repulpante. Este tipo de fórmulas, que estimulan la circulación sanguínea y tienen un efecto de relleno, han ido creciendo en importancia en los catálogos de las firmas de belleza. De hecho, la marca americana Buxom ha hecho del volumen de labios una de sus señas de identidad,  “gracias a una exclusiva combinación de péptidos con ácido hialurónico que dan a los labios un aspecto sano y suave, añadiéndoles volumen, sin dañarlos”, refiere Laura Fernández, directora de formación de la marca, quien señala que los péptidos funcionan como un potente rellenador, capaz de redensificar, redefinir e incluso reparar la piel de los labios, mientras que las esferas de ácido hialurónico, al absorber el agua se hinchan, potenciando su grosor e hidratándolos en profundidad. Pero la cosa no acaba ahí, sino que, para sacar el máximo potencial a los labios, las fórmulas incorporan, según el producto, vitaminas, aceites y extractos antioxidantes. Es el caso del mentol, por ejemplo, un activo muy utilizado en este tipo de productos que, según Fernández, añade una estimulación sensorial para acentuar y dinamizar la experiencia voluminizadora.

Añade más luz a tu boca. Los tonos claros y nudes captan mejor la luz y tienen un efecto amplificador, lo mismo que los acabados brillantes. Por fortuna, tras unos años en que se impuso el mate, las texturas glossy vuelven a estar de moda. Y en verano, además, aportan un toque de frescura al look. ¿El secreto de Peter Philips, director creativo y de imagen de Dior? Aplicar primero el bálsamo realzador del tono Dior Addict Lip Glow y, a continuación, extender, a modo de top coat, una capa de Lip Maximizer (el brillo repulpante de la marca) a juego con el color elegido. El resultado, dice, es un maquillaje espectacular al tiempo que se  obtienen los beneficios combinados de tratamiento y volumen de larga duración.

Practica la técnica del 'overlip'. Es la favorita de Sergio Antón, maquillador del programa Rising Stars de NYX Professional Makeup. Consiste en deslizar el perfilador en línea recta en la zona del puente (o corazón del labio) y continuar repasando el contorno natural de tu labio. “Utiliza un tono 'nude frío y, a continuación, aplica un tono de labial 'nude' en el tono del labio. Deja libre el centro y aplica con un tono más suave de la misma gama cromática. De esta manera consigues el efecto óptico de volumen”. El truco, añade, está en perfilar el labio a la vez que lo apretamos, porque de esta manera se tensan los contornos y permite difuminar las líneas con más facilidad. Por último, aplica un toque de 'gloss' en el labio para añadir volumen y jugosidad.

Crea nueva dimensión. Si quieres aumentar aún más el volumen conseguido con una fórmula repulpante, Laura Fernández, de Buxom, propone crear un efecto óptico multidimensional. El primer paso es perfilar los labios con un tono igual o algo más oscuro que el tono del labial que se vaya a usar, dibujando un delineado simétrico. Con el mismo delineador dibujamos una ‘X’ en el arco de Cupido y rellenamos los extremos de los labios. Ahora es el momento del labial. “Podemos añadir color con la barra de labios Full Force Plumping Lipstick para rellenar los labios y conseguir un color intenso, difuminando los bordes con el pincel. Completamos el look con un brillo para darles más dimensión o aplicamos el sérum Plump Shot Collagen-Infused Lip Serum que rellena al máximo los labios y da un ligero brillo”.

Redibuja e ilumina. Para conseguir el efecto de unos labios más densos, cubre los labios con base de maquillaje o corrector para ‘borrarlos’ y luego con un delineador, similar a tu tono natural, modifica su forma y rellena ligeramente con un trazo más grueso el borde interior al trazo dibujado. Aplica el labial que desees y añade un toque de iluminador sobre el arco de cupido y bajo el centro del labio inferior para dar ópticamente mayor proyección a la boca.

Prueba los labios de gimnasio o 'Lips Gym' con un twist. Esta sencilla técnica, bautizada así porque según la maquilladora Kelli Anne Sewell la puedes usar incluso para ir al gym, consiste en dibujar el contorno de labios con un lápiz de un tono similar al nuestro y luego aplicar un bálsamo labial que además de hidratar y dar un brillo natural a la boca permite difuminar el trazo. El efecto, unos labios naturalmente jugosos; aunque si quieres que parezcan algo más voluminosos sin perder la naturalidad, Gisela Bosque, National Make Up Artist de Sephora, aconseja optar por un perfilador ligeramente más oscuro para definir el arco y el centro del labio inferior y a continuación, se difumina con un perfilador de tono más claro.

Woman participa, de manera directa o indirecta, en diversos programas de marketing de afiliación. El equipo de Woman recomienda de manera independiente productos y/o servicios de las marcas adheridas a tales programas de afiliación que puedes comprar en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Woman puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de productos recomendados.