Filippo Fortis / IMAXTREE

Así se consigue (con maquillaje) el efecto "mejillas quemadas por el sol" que triunfa en TikTok

El hashtag #sunburnblush acumula cientos de miles de visualizaciones en esta red social. Descubrimos los trucos para replicar en casa ese rubor típico de los primeros días al sol, pero sin poner en peligro nuestra piel. 

Cristina Martín Frutos | Woman.es

Puede que alguna vez te haya pasado. Una tarde nublada en la playa. Una salida al campo en primavera, cuando aún no aprieta el calor. O una comida en una terraza que se alarga y en niguno de los casos llevas encima el protector solar. para -atención, regla de oro- reaplicarlo cada dos horas. Al día siguiente tus mejillas y nariz, ligeramente ruborizadas, no dejaban lugar a dudas: te habías confiado demasiado con el sol. Curiosamente, ese efecto, por mucho que suponga que la piel ha sufrido un daño solar, tiene en el imaginario colectivo un signficado de saludable. Incluso podríamos llegar a decir que es favorecedor. Y quizá por eso el sunburn blush, o efecto "mejillas quemadas por el sol" se ha convertido en una de esas tendencias virales que inunda TikTok que también hemos visto en el desfile de Blumarine de este verano y que siguen celebrities como Hailey Bieber. 

Filippo Fortis / IMAXTREE

De hecho, el sunburn blush cumplía todas las características para triunfar en la plataforma: puede convertirse en un truco o tutorial; juega con un efecto natural y, por si fuera poco, el producto protagonista es el colorete, que parece ser el favorito de los tiktokers (pensemos en el underpaint o en el blush lifting, entre muchas otras tendencias virales). La idea no es otra que recrear a golpe de blush el efecto que produce el sol tras ese pequeño despiste. Un suave rubor que baña mejillas y nariz que es realmente fácil de copiar. Para empezar elige un producto de alta pigmentación, es decir, de esos que con un brochazo o un ligero toque se nota que lo llevas. Olvídate, por tanto, de los que requieren varias pasadas. Esto no implica, sin embargo, que optes por un tono llamativo. Muy al contrario, deberás escoger un color natural, que sea 'creíble', entre melocotón y rosado. Esta es, tal vez, la parte más complicada del proceso. Incluso alguna titktoker ha dado con la tonalidad perfecta buscando entre sombras de ojos líquidas...

Respecto a la textura, es más  bien una cuestión de gustos. Los coloretes líquidos son una buena opción pero debes tener en cuenta varios aspectos. "La clave es aplicarlo sobre otras bases líquidas como una base de maquillaje o una hidratante con color. Así se trabajará más fácil, incluso a la hora de corregir errores, porque solo hará falta que lo difumines muy bien", aconseja Gisela Bosque, national makeup de Sephora. Si eres de las que prefieres olvidarte de la base hasta otoño  ten encuenta que has de tener la piel bien hidratada. Es más, aplícarte un poco de crema hidratante antes del blush y el acabado sumará puntos. El blush en stick o en crema también funciona para el efecto "mejillas quemadas por el sol". En este caso, como apunta la maquilladora Cristina Lobato, "para un acabado natural y jugoso, solo hay que extenderlo con ayuda de los dedos". 

Por último, puedes recurrir a los formatos en polvo. Hazte con la brocha adecuada y listo. En cualquiera de los casos, la clave está en cómo y dónde aplicarlo. Recuerda que debes dar una pasada desde la manzana de la mejilla (la zona prominente que se forma cuando sonríes con la boca cerrada) hasta la sien sin olvidarte de la nariz. Eso sí, cuidado con el exceso. La idea es que parezca un ligero rubor provocado por el sol, no una quemadura importante. Por último, para un look 'sunkissed' completo, toma nota del tip de Violette, directora creativa de maquillaje de Guerlain: "Aplica polvos bronceadores por el conjunto del rostro, colorete en las mejillas para dar el perfecto efecto ruborizado y un punto de iluminador en la parte superior de los pómulos, bajo el hueso de la ceja y sobre el puente de la nariz". Y, voilà, el verano se habrá plasmado -de forma 100% segura- en tu cara. 

Woman participa, de manera directa o indirecta, en diversos programas de marketing de afiliación. El equipo de Woman recomienda de manera independiente productos y/o servicios de las marcas adheridas a tales programas de afiliación que puedes comprar en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Woman puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de productos recomendados.