Carmen Gimeno. | Carmen Gimeno

Maquillaje antiedad, consejos para parecer más joven de un brochazo

Párpados caídos, arrugas, labios finos... Aquí tienes los mejores consejos para contrarrestar estos cambios en tu rostro y parecer más joven solo utilizando maquillaje. 

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

Los tratamientos antiarrugas y reafirmantes no son la única forma de rejuvenecer el rostro y dar la impresión de tener unos años menos. Y es que, si los cosméticos antiedad son capaces de retrasar el envejecimiento de la piel para evitar que las arrugas se profundicen y se multipliquen en el rostro, el maquillaje puede crear la ilusión de una piel más joven y sin necesidad de pasar por el bisturí ni por los rellenos.

Una buena elección de productos y texturas, una aplicación adecuada o aprender a jugar con los puntos de luz y de sombra, son truquitos que pueden a veces obrar milagros para corregir esos pequeños detalles que suelen hacernos parecer cansadas y menos en forma que antes. Así, tanto si tienes los párpados caídos, como si tus labios se han vuelto más finos o si tu rostro se ha llenado de arrugas y líneas de expresión, existen soluciones de maquillaje para darle un aspecto más juvenil muy fácilmente. 

Párpados caídos

Para corregir un párpado caído, no hay nada como utilizar las sombras de ojos para crear la ilusión de un párpado más pronunciado. Se consigue fácilmente empezando por aplicar la sombra más clara en la esquina interior, y la más oscura en la esquina exterior, llegando hasta el pliegue del párpado y hasta la curva del párpado que cae.

Además, no podemos olvidarnos de la importancia de las cejas y, además de rellenarlas con un lápiz del mismo color de nuestra ceja y llevarlas siempre perfectamente peinadas, es vital que, para abrir ópticamente la mirada, apliques un poco de iluminador bajo el arco de la ceja. Será como un lifting sin cirugía. 

Por último, para aportar luz y suavidad a los ojos cuando la edad endurece un poco los rasgos, es mejor cambiar las sombras de ojos de colores llamativos por tonos suaves y pasteles en acabado mate.

Labios afinados

A medida que envejecemos, nuestros labios tienden a volverse más finos. Para evitar que se acentúe este detalle, es muy importante seleccionar un tono de barra de labios que no sea ni de un color oscuro porque hacen que los labios parezcan más finos, ni de un color demasiado nude, porque estos tonos difuminan los labios, haciendo que se confundan con el resto del rostro, y eso hará que los labios 'desaparezcan' aún más. 

Para recrear el volumen que se ha perdido con el paso de los años, basta con utilizar dos tonos de barra de labios muy próximos entre sí y aplicar el tono más claro y brillante en el centro de la boca para dar un efecto de relleno. Además, también puedes añadir un toque de iluminador en el arco de cupido para dar un poco de volumen captando la luz y creando contraste, pero debe quedar sutil.

Difuminar arrugas y patas de gallo

Para disimular las arrugas y las patas de gallo, hay que aplicar el corrector no solo en la ojera, sino llevarlo hasta las sienes. Además, debes aplicar el producto con ligeros golpecitos y no con un movimiento que siga las arrugas porque, de lo contrario, solo conseguirás resaltarlas. Gracias a este movimiento específico de palmaditas, los pigmentos rellenarán y difuminarán las líneas de expresión.

Acabados y cantidades

Cuando se trata de parecer más joven, también hay que desconfiar de ciertos acabados de sombras de ojos, como los acabados demasiado iridiscentes que resaltan las líneas de expresión. La elección de los productos para el cutis también es crucial a la hora de evitar que se marquen las arrugas, por lo que siempre hay que elegir productos con texturas ligeras y luminosas y fórmulas híbridas que combinen el maquillaje y el cuidado de la piel.

La cantidad de producto aplicado en el rostro también debe ir disminuyendo a medida que pasan los años. ¿La razón? Cuanto más producto haya en la piel, más probable es que acabe depositado en los surcos de las arrugas más profundas, lo que las haría más visibles.