Errores de maquillaje que te suman años

El maquillaje, bien empleado, nos ayuda a hacer mejor cara y a corregir posibles defectos (como ojeras, unos labios finos, ojos redondos o pequeños...), pero si lo empleamos mal podemos conseguir el efecto contrario: agravaremos esas imperfecciones o, incluso, nos echaremos más años.

Myriam Serrano | Woman.es

Máscara + blush rosa = 8 años menos.
«Es el único producto de maquillaje del que se puede abusar a medida que cumples años», aconseja James Kaliardos, maquillador internacional de L’Oréal Paris. «Permite alargar las pestañas hasta el infinito y darles volumen, algo que suele faltar en edades maduras. Combina con un toque de colorete rosa, que aporta un aire joven y fresco; descarta en cambio los blush marrones, suman años.»

¿Un fondo cubriente? = sumarás 6 años.
«En lugar de aplicar un fondo de maquillaje muy cubriente por todo el rostro, utiliza bases más transparentes, y acostúmbrate a usarlas a pequeños toques con los dedos», explica Junior, de Dior. «El resultado es muy natural y más moderno.»

Tonos nude para labios = quítate 7 años.
«Con la edad, los labios se vuelven menos carnosos, más delgados y más oscuros. Conseguiremos quitarnos varios años eligiendo tonos nude, rosa, beis, marrón claro...» explica Kaliardos. Color Riche Sérum Anti-Edad, L’Oréal Paris (15,45 €).

Base en todo el rostro = 8 años más.
«Cubrir la cara con una máscara de maquillaje no solo no ‘oculta’ la edad que tienes, sino que te echa muchos años encima. Las bases se aplican donde existan imperfecciones, y muy bien difuminadas. En las arruguitas, presiona la base con los dedos para evitar que se cuartee y se marquen más», aconseja Pilar Lucas, de Helena Rubinstein.

Ilumina la piel = 5 años menos.
«La luminosidad es el rasgo característico de la juventud ; a medida que se cumplen años hay que potenciar los ‘puntos de luz’ de la piel. Utiliza un iluminador –en crema aporta más jugosidad– por encima del pómulo y sobre el hueso de la nariz. Un truco: Pon un toque sobre la línea de las cejas», dice el maquillador Baltasar González Pinel.