Dai Chun Lin, cosmética imperial. | golubovy / ISTOCK

Dai Chun Lin, el poder del polvo de perlas

La primera base de maquillaje fue creada a principios del S. XVII con polvo de perlas. 

Woman.es

La historia de China, referente mundial de belleza, va unida directamente a la cosmética. 

La cultura del país asiático consideraba el maquillaje y el aspecto físico como signo de higiene, pureza y estatus social. Y si algo envidiamos de ellas, es esa piel de porcelana de la que presumen. 

Dai Chun Lin, un reconocido cosmetólogo, creó a comienzos del siglo XVII la primera base de maquillaje del mundo. Entre sus ingredientes encontramos el aceite de almendras, poria cocos y haba verde, pero destaca especialmente el polvo de perlas. Un secreto de belleza milenario en China que ha sido utilizado durante más de 3000 años para conseguir una piel luminosa, pura y hermosa.

Entre las propiedades antimicrobianas de este polvo de perlas, destaca su poder para eliminar manchas, acné, cicatrices de acné, imperfecciones, rosácea y tratar el daño solar. Afina las arrugas de expresión, nutre la piel, promueve la luminosidad, matiza y restaura la elasticidad de la piel. 

Un auténtico objeto de deseo que podemos disfrutar gracias a la Cosmética Imperial Dai Chun Lin que ofrece la posibilidad de disfrutar los productos exclusivos de las emperatrices de la China Imperial. Sus fórmulas artesanales van envasadas en recipientes de porcelana china pintada a mano, como los que se utilizan en el país asiático para conservar el té y otras hierbas, por lo que mantienen los beneficios de los ingredientes naturales durante más tiempo.

Base con polvos de perlas. | D.R