MaiLi

Barras de labios recargables : el 'refill' de maquillaje que todas estábamos esperando

Ahora ser fiel a un color de labios tiene premio, porque no solo te ahorrarás un buen dinero sino que también estarás contribuyendo a cuidar el planeta.

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

Si eres de las que por muchas barras de labios que tengas en casa, al final siempre acabas recurriendo a la misma porque es tu favorita de todas, seguramente ya te hayas gastado un buen dinero en ir reponiéndola cada vez que se te gasta. Además, esta compra reiterada conlleva un gasto más allá del económico: el de recursos para nuestro planeta con su correspondiente impacto medioambiental.

Por ello, cada vez son más las marcas de belleza que se preocupan, además de por mantener la belleza y salud de nuestra piel y de nuestro rostro, por mantener la naturaleza igual de bonita que siempre, sin destrozarla en el proceso. Sin embargo, es cierto que hasta el momento, en el ámbito del maquillaje, más allá de que una marca fuera vegana, o de iniciativas tan chulas y sorprendentes como la de los lápices de ojos que se convierten en flores al plantarlos, no había muchas opciones para hacer que nuestra rutina de 'make up' fuera sostenible, más que la de acabar los productos y no desperdiciarlos.

Pero ahora, gracias a las barras de labios recargables, podemos volver a disfrutar de nuestros labiales favoritos con tan solo comprar un recambio, con el consiguiente ahorro también para nuestro bolsillo.

La mecánica es muy sencilla, pues funciona de forma similar a una pluma estilográfica, que una vez que agota su tinta solo necesita un recambio de color pero no es necesario que tires la pluma entera. Así, con las barras de labios recargables, tan solo tendrás que volver a comprar el tubo interno en el que va el labial, pero mantener la carcasa de una vez a otra.

Otra ventaja de este tipo de productos es que puedes ahorrar mucho espacio en tu neceser ya que, si por ejemplo te gustan mucho tres tonalidades del mismo labial, solo tendrás que comprar una barra completa de un color y dos recambios con los otros, e ir intercambiándolos en función de cuál sea el que quieras usar cada día. Práctico, ¿verdad?

Ahora que ya sabes cómo funcionan ha llegado el momento que te presentemos a nuestras barras de labios recargables favoritas del mercado, para que puedas encontrar la que más se adapta a tus gustos, necesidades y presupuesto, y así empieces a contribuir tú también con el cuidado del planeta, construyendo poco a poco un neceser de maquillaje mucho más responsable y sostenible. ¿Empezamos?