Avánzate: las claves del maquillaje otoñal

Te avanzamos lo último en maquillaje para la nueva temporada: los tonos que se llevarán en el cambio de estación y cómo aplicarlos.

Myriam Sierra

Los ojos seguirán protagonizando los looks de otoño-invierno. En las colecciones de maquillaje, los tonos pasteles, tutti frutti o flúor de este verano darán paso a:
tonos vino, azafrán y burdeos: Los hemos visto en la nueva colección de Dior, con reflejos y efectos metalizados.

Gris topo y verde caqui: «Son dos tonos cargados de misterio que imprimen carácter a la mirada», dice Peter Philips, creador artístico de Chanel. También apuesta por el violeta oscuro, el gris, el chocolate y el rosa. ¿Los acabados? Irisados.

Trazos de eye-liner: Sobre la pasarela, los párpados en monocolor se rasgan con eye-liner en negro, para un efecto más dramático e intenso. Los ojos, este otoño se llevan perfilados por dentro y por fuera. Las cejas, bien marcadas, deben lucir perfectas, así que, si es necesario, píntalas o rellénalas con un lápiz.

Punto de luz: Imprescindible con el cambio de estación, para no perder ni un ápice de la luz del día. Aplica un iluminador, una sombra blanca o el tono más claro de tu paleta de sombras en la zona del lagrimal del ojo.

Labios: el violeta se considera el nuevo rosa y el rojo, un clásico, será el must del otoño. El naranja o coral, tan en boga este verano, continúa esta temporada.

Truco profesional: ¿Quieres lucir tu color de labios durante horas? Aplica una capa de polvos compactos muy ligera, para que el color se fije bien. Exfólialos antes. Delinea con un lápiz del mismo tono que tu barra. Rellena su superficie con el mismo lápiz y difumina. Aplica el color con pincel extendiéndolo desd el centro de los labios hacia los extremos. Abre la boca para evitar que el color se acumule en las comisuras.

Destaca el pómulo: No se lleva sólo colorear las mejillas, sino potenciar bien el pómulo trazando un ángulo recto hasta las sienes. ¿Tonos? Rosa o tierra.

Base de maquillaje: Potencia el resplandor de la piel con un brillo satinado y crea una apariencia de tez desnuda y natural. Fuera brillos: prueba el Teint Miracle Lancôme (38,50 €).