GTRES

La manicura de Jennifer Lopez para su boda: un clásico que siempre funciona

La artista ha lucido en su segunda boda con Ben Affleck las uñas ideales para las novias en su día. ¡Acierto seguro!

Clara Hernández

La segunda boda de Jennifer Lopez con Ben Affleck, que se celebró este fin de semana en Georgia y un mes después de que la pareja se hubiera dado un primer "sí, quiero" en una ceremonia íntima en Las Vegas, nos ha dejado una colección de fotografías luminosas e imágenes de vestidos de novia (hasta tres) a cual más maravilloso.

Entre espectaculares faldas en cascada, cadenas de perlas o escotes frontales de lágrima y espaldas al aire, todo diseñado por Ralph Lauren, la artista ha destacado, en el aspecto 'beauty', con un recogido sencillo, un moño alto, obra de su estilista de confianza, Chris Appleton, así como un favorecedor maquillaje ahumado en tonos rojizos. Pero donde queremos detenernos es en la manicura de uñas muy largas que ha lucido la actriz y cantante en uno de sus días más especiales. 

Aunque las tendencias en manicuras para novias son cada día más diversas y fantasiosas, siguiendo los postulados del 'nail art' general, Jennifer Lopez ha optado por una opción clásica y atemporal que siempre queda bien y es un acierto seguro, aunque con un 'twist'. Nos referimos a la manicura francesa ombré, que ha llevado con uñas con forma almendrada, en un tono nude claro que destaca el moreno del bronceado. 

El trabajo ha sido realizado por Tom Bachik, el manicurista de numerosas celebrities (por su estudio han pasado, además de Jennifer Lopez, Selena Gomez, con uñas rosas tras pasar por sus manos, un color del que es especialmente devoto, o Camila Cabello, con manicura en color hueso).

Si en otras ocasiones Jennifer Lopez había optado por tonos beige, marrones o nude, esta vez, para su gran boda de película no podía elegir otros tonos que los naturales. Con la técnica 'ombre' consigue así un efecto resplandeciente.

Este tipo de manicura viene a ser una francesa con un sutil efecto degradado, como indica su nombre, de forma que los dos tonos que se emplean (en este caso, uno natural rosado y otro algo más claro para la parte de la punta) se fusionan con delicadeza en lugar de marcar claramente donde empieza una y termina otra, añadiendo un toque más actual. 

Las manicuras francesas, que proporcionan un favorecedor efecto 'lifting', se han convertido en una de las favoritas para las noches de verano de 2022, aunque reinventadas, en sus versiones más atrevidas y coloridas. Así, las hemos visto con combinaciones de rosa y rojo, o en tono invisible en la base de las uñas combinado con las puntas en colores pastel. Para novias, sin embargo, Jennifer Lopez tiene claro que lo natural es la opción más segura.