Cinco hábitos antiaging que funcionan y son casi gratis

miranda ker antiedad
@mirandakerr

Te interesa:

1. Abandona la multitarea

Tener muchos frentes abiertos produce estrés y esto acabará pasando factura a tu cuerpo. Aunque mucha gente cree que la multitarea es buena porque te hace más productivo, algunos estudios, uno de ellos realizado en la Universidad de Stanford, han probado que la multitarea nos hace cometer más errores y vivir en una situación de estrés continuo que nos hace envejecer más rápido. Varios estudios han demostrado que las situaciones crónicas de estrés se relacionan con la liberación de radicales libres que dañan las células y aceleran el envejecimiento.

2.Levántate de la silla

Las personas que pasan la mayor parte del día sentadas incrementan el riesgo de enfermedad renal, cardiovascular y de desarrollar tumores. Mientras más se mueve una persona más años vivirá y sus músculos serán más flexibles, y sus movimientos más ágiles y ligeros, una circunstancia que se relaciona con la postura y el modo de caminar de las personas jóvenes.

3. Sáltate el postre

Según la investigadora Susan Stuart de la Universidad de San Diego, el azúcar está relacionado con un proceso llamado Glicación, responsable de la pérdida de brillo en la piel, los círculos oscuros debajo de los ojos, la pérdida de tono muscular y la aparición de arrugas y líneas de expresión. Elimina el azúcar de tu vida y tendrás una piel radiante.

4. Usa protector solar 50 cada día de tu vida

Un protector solar 50 debe estar incluido en el ABC de tus cuidados diarios. El sol es la primera causa de envejecimiento prematuro de la piel por la exposición a los rayos ultravioletas. En los días nublados y lluviosos, e incluso durante el invierno. también se produce la exposición a dichos rayos, por lo cual se debe usar un protector solas cada vez que salimos de casa.

5. Duerme sobre la espalda

Dormir con la cara sobre la almohada acelera el envejecimiento y crea nuevas arrugas en la cara . “El tejido conectivo y el colágeno se hacen más frágiles con la edad”, explica el plástico estadounidense James C. Marota, y continua: “por ello cuando duermes sobre el mismo lado de la cara noche tras noche la piel no recuperará su forma tan rápido como cuando eras más joven”. Dormir sobre la espalda y con una funda de almohada de satín te ayudarán a mantener la piel más suave.

Síguele la pista

  • Lo último