La 'arrugapedia': todo lo que debes saber sobre las arrugas faciales y cómo evitarlas

Conocer al detalle tus arrugas es el primer paso para amarlas, cuidarlas y saber qué tratamientos y cosméticos necesitas para atenuarlas. Te contamos todo lo que debes saber sobre estos signos del paso del tiempo.  

Previene las arrugas

Previene las arrugas

Tanto si eres de las que ama sus arrugas, como si no acabas de sentirte cómoda con los cambios que tus rasgos faciales experimentan con el paso del tiempo, las arrugas son marcas de la edad que también pueden ser consideradas como marcas de los buenos recuerdos vividos. Sin embargo, si quieres atenuarlas o cuidarlas para que estén lo más nutridas e hidratadas posible, has de conocer bien cómo se forman, cómo se llaman y qué cuidados requiere cada una de ellas para así mantener tu piel joven y fresca el mayor tiempo posible.

Según su aspecto y su ubicación, no tienen el mismo nombre ni el mismo efecto en nuestro aspecto general. Por ejemplo, las arrugas horizontales, como las líneas de expresión alrededor de los ojos, suavizan el rostro, mientras que las arrugas verticales endurecen los rasgos y tienden a alargarlo. Para ayudarte a conocer y querer mejor estas marcas inevitables en la piel, te ofrecemos una guía completa sobre las arrugas faciales que resume sus nombres, su localización, su origen y las mejores formas de tratarlas.

Patas de gallo

Son arrugas que parten del ángulo externo del ojo y van hacia la sien. Están provocadas por nuestras expresiones faciales y son, por tanto, recuerdos de nuestras sonrisas y carcajadas. Son las primeras arrugas que aparecen en el rostro, y es necesario hidratarlas y masajearlas utilizando un producto específico para el cuidado de los ojos que alise y potencie la síntesis de colágeno y ácido hialurónico de la piel para redensificar esta zona del rostro especialmente frágil.

Arrugas bajo los ojos

Son arrugas menos conocidas que se localizan en el párpado inferior. Son finas y múltiples, y aparecen más tarde que las patas de gallo, concretamente entre los 30 y los 35 años. Para tratarlas, sin embargo, basta con aplicar el mismo tipo de crema para el contorno de ojos que para las patas de gallo.

Pliegues nasolabiales o líneas de la sonrisa

Son las famosas arrugas que van desde el ala de la nariz hasta las comisuras de la boca. Aparecen por nuestras expresiones faciales. Se deben a que sonreímos mucho, por lo que son un signo de felicidad. Para reducirlas hay que utilizar tratamientos dirigidos a la síntesis de ácido hialurónico. También puedes masajear tu rostro pellizcando la arruga perpendicularmente a su orientación para evitar que se profundice demasiado.

Arrugas en la frente

Las arrugas de la frente son arrugas transversales que atraviesan la frente más o menos horizontalmente en función de las expresiones de la persona. Aparecen con las expresiones faciales y, al igual que con las arrugas del surco nasogeniano, es útil pellizcarlas de vez en cuando para evitar que se profundicen.

El ceño fruncido

Es la arruga marcada que se encuentra en la zona del entrecejo. La causa es el ceño fruncido o la reducción de la agudeza visual, que suele producirse con la edad. Para evitar que aparezcan demasiado pronto o se hagan más profundas, utiliza tus gafas cuando las necesites, tu piel y tu vista te lo agradecerán.

Líneas de marioneta

Situadas en la parte inferior del rostro, estas arrugas comienzan en la comisura de la boca y descienden hasta la barbilla. Son unas de las que más años nos echan encima, ya que acentúan el descolgamiento del rostro que se produce con el envejecimiento y la pérdida de firmeza de la piel, y tienden a hacernos parecer más mayores de lo que realmente somos.

'Tech-neck'

El 'teck neck' es esa línea horizontal que recorre nuestro cuello y que aparece cuando bajamos la cabeza para quedarnos absortas en la pantalla de nuestro teléfono móvil. Si a esto le sumamos una mala rutina de belleza, o una rutina de cuidado de la piel incompleta en la que no se cuida el cuello tan bien como la cara, la arruga del 'tech neck' se profundiza aún más. Para ayudarte en tu lucha contra las arrugas, puedes ayudarte con diferentes cremas y sérums antiedad específicos para la zona.

Arrugas yugales

Mucho menos conocidas que los otros tipos de arrugas, las arrugas yugales son simplemente las arrugas que aparecen en las mejillas. Están relacionadas con nuestras expresiones faciales a lo largo de la vida, y también a menudo con la elastosis solar, es decir, el envejecimiento prematuro de la piel debido a una exposición excesiva al sol. Por ello, para evitarlas, es importante proteger la piel del sol a diario e hidratar la piel a diario.

Arrugas alrededor de la boca

También conocidas como arrugas periorales, o símplemente como 'código de barras', son las arrugas verticales que aparecen en la zona que rodea los labios. Aparecen con el paso del tiempo, generalmente bastante tarde y con mayor frecuencia después de los 50 años, aunque son más comunes en los fumadores porque generalmente están relacionados con el tabaquismo y las contracciones musculares que se hacen al fumar un cigarrillo. Para corregirlas hay que utilizar un producto de cuidado específico para el contorno de la boca que ofrezca un efecto redensificador e hidratante.

Tags _

Síguele la pista

  • Lo último