David Livingston / GETTY

De los 30 a los 45 años, las mejores cremas hidratantes recomendadas por tres farmacéuticas que prueban que menos es más

¿Qué rutina hay que seguir a partir de los 30 años? ¿Cómo se previenen las arrugas y la sequedad del rostro en los 40? ¿Cuáles son las mejores cremas y productos para tener la piel hidratada, cómo y en qué cantidad hay que aplicarlos? Tres farmacéuticas responden

CLAUDIA PREYSLER

El aspecto de la piel es una de las principales preocupaciones (casi obsesiones) de belleza mundiales. En los últimos años el deseo de tener una piel hidratada, luminosa, uniforme y con aspecto joven se ha disparado, sobre todo por culpa de los filtros las de redes sociales, que no han hecho sino crear una imagen distorsionada de la belleza real.

Pero ¿qué rutina hay que seguir a partir de los 30 años? ¿Cómo se previenen las arrugas y la sequedad del rostro en los 40? ¿Cuáles son las mejores cremas y productos para tener la piel hidratada y cómo y en qué cantidad hay que aplicarlos? El químico y cosmetólogo Álvaro Álvarez Bautista decía en una entrevista reciente que la piel no es una esponja, sino un chubasquero. Es decir, que no por ponernos más capas absorbemos más activos de una vez. Por eso, lo mejor que podemos hacer por nuestro cutis es simplificar los pasos de nuestra rutina de belleza con las máximas que siempre han recomendado los dermatólogos y expertos: limpieza, hidratación y protección frente a la exposición solar y las luces de las pantallas.

“La hidratación es la base de cualquier rutina de belleza, aunque muchas veces sea la gran olvidada. Una piel hidratada es una piel sana, capaz de defenderse, que luce bonita y luminosa”, explica Estefanía Blanco, farmacéutica especialista en dermofarmacia de Farmacia Universal 24 (Marbella). Ante la sobreabundancia de información y recomendaciones expertas que circulan por internet, hemos preguntado a tres farmacéuticas por las mejores cremas hidratantes entre los 30 y los 45 años, las edades en las que tenemos que intensificar el cuidado de la piel para prevenir el envejecimiento.

En opinión de Blanco, a la hora de elegir una crema hidratante, es más importante centrarse en las necesidades de la piel que en la edad, ya que no siempre van de la mano o se corresponden con una edad concreta.

Mejores hidratantes a partir de los 30 años

A partir de los 30 años, “una buena crema hidratante será la que mantenga las propiedades de la función barrera de la piel y, además, refresque y repulpe. En el caso de que la piel sea grasa, elegiremos las texturas ligeras, como la de la crema Ceramol 311 gel. En el caso de tener una piel seca, la farmacéutica recomienda Caudalie Vinosource SOS.

Mejores cremas hidratantes de los 30 a los 45 años: Ceramol 311 gel
Farmacia Universal 24h

Crema Ceramol 311 gel, 19 euros en Farmacia Universal 24h

Ácido hialurónico, aminoácidos, formatos sérums, cremas… “Hay muchas formas de incluir soluciones hidratantes en nuestro protocolo diario”, asegura Rosalía Gozalo, titular de la farmacia Las Gemelas y ex vocal de dermofarmacia del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM). Para las primeras arrugas de los 30 recomienda Isdinceutics Hyaluronic serum, porque “es muy ligero y aporta hidratación superficial y profunda”. También recomienda Sesderma Hydraderm Hyal, una crema facial con tres tipos de ácido hialurónico y tecnología multicapa. “Es de textura ligera, pero aporta una gran hidratación a cualquier tipo de piel”, explica.

Tamar Troncoso, de la Farmacia Regolodos de Lugo, especializada en dermocosmética (si quieres un diagnóstico de tu piel gratuito, cotillea su Instagram, porque los hacen por videollamada y presencialmente), apuesta por una crema tres en uno: es la Función Barrera de Gema Herrerías, que aporta hidratación, nutrición y acción antiedad.

Otras dos opciones para pieles secas y grasas son Rapsodia de Dr. Arthouro Alba, que nutre, calma y repara las pieles más deshidratadas, y, al igual que Blanco, Ceramol 311 , que tiene una textura gel y sin perfumes, perfecta para pieles mixtas y sensibles.

Mejores cremas hidratantes de los 30 a los 45 años:  Crema función barrera de Gemma Herrería 50ml
Farmacia Regolodos

Crema Función Barrera de Gemma Herrería, 39,90 euros en Farmacia Regolodos

Mejores hidratantes de los 40 a los 45 años

Pasados los 40 años, Blanco aconseja añadir más activos antiedad. “En pieles más maduras, me gusta Rilastil Hydrotenseur gel para pieles grasas y Sensilis Upgrade para pieles normales o secas”.

Si queremos toda la potencia antiedad para un envejecimiento más avanzado, añadiremos péptidos y factores de crecimiento como la gama Collageneur de Singuladerm o Endocare Tensage en sus diferentes texturas.

Las cremas de Endocare están también entre las preferidas de Rosalía Gozalo , que recomienda especialmente Endocare expert drops Hydrating , un sérum hidratante con ácido hialurónico que aporta hidratación de larga duración. “Me gusta también Biomimetic Prebase Treatment Hidratante, porque corrige el NMF (factor natural de hidratación), tiene ácido hialurónico y aminoácidos y Biomimetic Hydrating Advanced.

Mejores cremas hidratantes de los 30 a los 45 años: Biomimetic prebase hidratante
Biomimetic Dermocosmetics

Biomimetic Hydratating Pre Base Treatment , 59,95 euros en Farmacia Regolodos

¿Cuándo y cuánta crema hidratante debemos usar?

Las farmacéuticas aseguran que la crema hidratante se puede aplicar mañana y noche, en función del resto de la rutina que sigas. En pieles grasas sobre todo en verano, Blanco aconseja que la crema hidratante de día sea la protección solar y se limite el uso de la crema hidratante a rutinas de noche, mientras que en una piel seca se puede utilizar tanto de día como de noche, “porque la piel va a pedir ese extra de hidratación”.

Troncoso explica que también hay casos de personas que prefieren no añadir “peso” a su rutina de mañana ni usar muchos productos, aunque ella personalmente aconseja incluir las hidratantes por el día y por la noche “usar productos más transformadores como ácidos o retinoides”.

Para las indecisas que nos planteamos cambiar de crema hidratante como de corte de pelo, cada vez que terminamos un bote, la farmacéutica gallega responde: ¿por qué cambiar si te encuentras cómoda con un producto y las necesidades de tu piel no han cambiado? “Esa es la única razón por la que una crema puede dejar de ser adecuada para ti. La piel no se acostumbra a los productos”, afirma Troncoso.

En cuanto a la cantidad, lo recomendable sería usar una dosis de crema del tamaño de un guisante, pero “dependerá de la extensión del rostro y de los productos que hayamos aplicado previamente”, matiza Blanco. Y es que, como recuerda Troncoso, “no por aplicar más más producto va a aumentar ni mejorar el resultado. La piel tiene una capacidad de absorción limitada”. Nos quedamos con ese consejo que sirve para en la rutina de cualquier edad: en la piel, menos es más.

Tags:

cremas